Ya está en marcha la operación para sacar a los niños de la cueva de Tailandia

127

La peligrosa misión para evacuar a 12 niños y su entrenador de 25 años que están atrapados en las profundidades de una cueva inundada en el norte de Tailandia está en marcha, anunciaron hoy autoridades tailandesas.

A las 10 de la mañana hora local, un contingente internacional de 13 buzos especialistas y cinco marinos tailandeses descendieron dentro de la húmeda red de túneles subterráneos bajo las montañas Mae Sai, llevando con ellos las esperanzas de toda una nación.

“Nuestra preparación está al máximo hoy. Hoy es el día D”, dijo el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osotthanakorn, quien añadió que las familias habían sido informadas del plan y que estas habían dado su respaldo a la operación de rescate.

La difícil situación de los niños afectados, quienes han permanecido atrapados en las cuevas durante 15 días, ha paralizado Tailandia, mientras los esfuerzos de rescate se hacían cada vez más urgentes.

Los rescatistas tienen una ventana de oportunidad para extraer a los niños que se va reduciendo luego que una fuerte lluvia comenzara poco después del inicio de la operación de rescate el domingo, mientras que los meteorólogos predicen más lluvias monzónicas en los días venideros, lo que efectivamente sellaría la cueva hasta octubre.

“Tenemos dos obstáculos: el agua y el tiempo. Es contra lo que hemos competido desde el primer día. Tenemos que hacer todo lo que podamos, aunque sea difícil luchar contra la fuerza de la naturaleza”, dijo Osotthanakorn mientras una lluvia ligera comenzaba a caer en el lugar.

A la entrada de las cuevas, voluntarios que colaboran con la operación describían el rescate como un escenario de “ahora o nunca”.

Los niños y su entrenador se encuentran apretujados en una pequeña cámara 4 kilómetros dentro de la cueva, rodeada por agua y con una limitada provisión de oxígeno.

Osotthanakorn describió como buena la condición física y mental de los niños. “Puedo asegurar que ellos están listos y están decididos y listos para ser extraídos”.

Para llegar a ellos, los buzos tendrán que surcar una red de extensos y estrechos túneles que conectan la cámara en la que se encuentran los niños con el centro de comando de rescate, conocido como Cámara Tres.

Se espera que los buzos guíen a los niños por los túneles uno por uno. Cuando lleguen al centro de comando, los niños serán entregados a diversos equipos de rescate que los acompañaran por las Cámaras Uno y Dos, de acuerdo con un oficial de la marina tailandesa con conocimiento de la operación de rescate.

“Hoy, el nivel del agua en las cámaras número Uno, Dos y Tres dentro de la cueva es lo bastante bajo como para caminar”, dijo Osotthanakorn.

Los equipos de rescate han estado constantemente bombeando agua fuera del sistema de cuevas, en una carrera contra el tiempo antes del regreso de las lluvias intensas pronosticado para el domingo.

“El agua en algunas zonas retrocede hasta unos 30 centímetros, se le considera el menor nivel de los últimos 10 días”.

Las señales de que una operación de rescate estaba en marcha eran evidentes en las horas previas al anuncio, mientras las autoridades instalaban una gran carpa verde alrededor de la entrada de la cueva y llevaban a los medios a una locación aparte.

Sobre la sucia carretera que dirige a los túneles, un continuo convoy de camiones y vehículos militares transportaba tropas y equipo médico, incluyendo un gran número de tanques de oxígeno. La noche del sábado, numerosos asesores militares internacionales fueron vistos entrando en el sitio, seguidos luego por cuatro monjes en túnicas color naranja.

A la entrada del sitio, una flamante bandera de color blanco recién colocada ondeaba con el viento, un símbolo budista que indica energía positiva.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com