Vuelve Corderos, 15 años después

151

Serña el sábado 23 de Marzo a las21 hs en Teatriz /Diagonal Pueyrredon y Bolivar

Anticipadas en Boleteria o por Plateanet

La vuelta de Corderos podría haberse titulado «Por qué», en alusión al que fuera uno de sus éxitos más recordados. Pero la respuesta está precisamente en su letra, cuando en las primeras estrofas reza: «El destino no se puede cambiar». Y siguiendo esa premisa, el regreso de la banda era inevitable. Cerca de quince años pasaron desde que Corderos se presentó en vivo por última vez. En ese entonces, no existían las redes sociales e internet era un mero pasatiempo, siendo los medios de comunicación más tradicionales los que concentraban al público. Y allí, en la radio, la televisión y los diarios, Corderos era protagonista con sus canciones, discos, giras y más de 200 presentaciones que la banda realizó en sus apenas cinco años de vida.

El 2019 encontrará sobre un mismo escenario a todos los integrantes originales del grupo -excepto a Mariano Ferrante que vive en el exterior-, como modo de primer reencuentro, de levantar ese ancla que alguna vez tiraron y emprender un nuevo viaje con cierto aire de andén. «Cuando vivo quieto, de tranquilo muero» cantaba Leo Poletto en «Me quemo», otro hit de Corderos y vaya si se pusieron en movimiento, que el lugar para el show del regreso, será el Teatriz de Mar del Plata, precisamente a cargo del también músico Pato Duhalde, quien apenas enterado de la vuelta del grupo, ofreció su escenario.

En este tiempo de ausencia, Leo Poletto (voz y guitarra), Tato Moizé (guitarra), Alfredo “Tarugo» Martinez (bajo y coros) y Nicolás Humeniuk (nuevo y experimentado baterista) formaron familias, desarrollaron sus carreras profesionales pero nunca se alejaron de la música. Es que no es fácil olvidar los discos publicados, las canciones elegidas para ser cortinas musicales de los programas de Matías Martin y Diego Angeli en la Rock & Pop Buenos Aires, a los escenarios compartidos con bandas que copaban la escena nacional como Catupecu Machu, Caballeros de la Quema, Mad, Ratones Paranoicos, Los Siete Delfines, Virus, Fabiana Cantilo, Cabezones, Santos inocentes y tantas otras. Lo mismo ocurrió con el que fuera su álbum debut «No me dejes caer» (2000), que contó con la producción de Martín Carrizo (ex baterísta de A.N.I.M.A.L, Temple y Gustavo Cerati), y masterizado por el mítico ingeniero de sonido del rock nacional: Mario Breuer; o el privilegio de ser seleccionados por Sony Music para integrar su sello.

La vuelta de Corderos se producirá muy pronto en la ciudad que los vio nacer: Mar del Plata. Pero además de ser profeta en su tierra, la banda recuerda su paso por plazas donde se sintieron como locales, tal el caso de Buenos Aires o La Plata, incluso en ésta última hasta llegaron a tener un grupo que rendía tributo a sus temas, siempre vinculados con tópico como el materialismo, la injusticia o el exceso de poder; ingredientes de su poesía cruda y contestataria, que junto a una sólida base, potentes guitarras más una inconfundible y poderosa voz, lograron crear una buena combinación de rock y fuertes emociones, ahora dispuestos a revivir con aquellos que los siguieron hace tiempo y los que hoy se suman.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com