Vivir por y para el celular

190

Por: Julieta Puricelli y Paola Pérez, trabajo especial realizado por alumnas de 3er año de DeporTEA Mar del Plata

El celular es una herramienta que nos sirve para comunicarnos, entretenernos, entre otras cosas, hasta tal punto que a veces llegamos a depender de él. ¿Celular dependiente? 

 

 

Oh la tecnología, un claro ejemplo del siglo XXI, en el cual, el hombre necesita estar conectado constantemente, pero ¿Cómo darse cuenta si uno se volvió un mero esclavo del teléfono celular? Es muy tentador que un aparato haga todo lo que necesitamos: marcar un número de teléfono, escribir, reproducir un video, buscar una dirección, entre otros.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que hay 62,5 millones de líneas activas en Argentina, 1,5 celulares por habitante. Además, estudios clínicos precisaron que la gente pasa entre 30 minutos y 4 horas por día leyendo y escribiendo en los teléfonos, da un total de 1.400 horas por año. ¿Eso los convierte en adictos?


De acuerdo con una investigación sponsoreada por SecurEnvoy, una firma de seguridad de internet, más personas se sienten ansiosas y tensas cuando están fuera del alcance del celular, cuanto más jóvenes son, más propensos a estresarse. Además, reveló que el 41% de los entrevistados, en un esfuerzo por estar constantemente conectados, tienen dos teléfonos.

Identificada por primera vez en el año 2008, con un estudio realizado por The Post Office de Gran Bretaña, la Nomofobia, derivado del inglés ‘’Nomophobia’’, ‘’no mobile-phone phobia’’, es el miedo a estar sin el celular. ‘’Algunas personas tienen ataques de pánico cuando no están con sus teléfonos”, afirmó Michael Carr-Gregg, un psicólogo de Melbourne.

“El primer estudio en nomofobia, realizado hace cuatro años, reveló que el 53% de las personas sufre de la condición y nuestra investigación revela que ahora esto se ha elevado al 66% en el Reino Unido y no muestra señales de disminuir. Un cambio en los resultados de 2008 es que, en ese entonces, eran los hombres los que eran más afectado, hoy en día, son las mujeres”, expresó el cofundador de SecurEnvoy, Andy Kemshall.

 

¿Para qué usan el celular los argentinos?

Florencia Sabatini gerente de comunicaciones de Google explica en un video publicado por Infobae que el 66% de la población argentina utiliza internet, de los cuales, 13 millones tienen smartphones. Las personas revisan 220 veces por día su celular para ver correos, mensajes, entre otros. Por segundo, se realizan 352 búsquedas en google a través de móviles, de los cuales, el 17% se conecta desde su celular.

Google Argentina realizó un estudio sobre lo que ellos llaman ‘’Micro Momentos’’, que son episodios o instancias en las que una persona toma el celular para realizar algún tipo de actividad, ellos distinguen cuatro: Quiero saber; quiero hacer; quiero ir; y, quiero comprar.

Quiero saber: el 95% busca información para aprender sobre un tema.

Quiero hacer: 66% de los usuarios en internet prefieren ver un video para aprender a realizar una tarea.

Quiero ir: el 65% busca direcciones para ir a un lugar, al menos, una vez por semana.

Quiero comprar: el 70% busca información de algún producto.

Por otro lado, en Latinoamérica, Argentina es el segundo país más conectado.

¿Qué tan lejos irías para cargar tu celular?

Hay diferentes extremos a los cuáles llegaría una persona para cargar su teléfono, entre ellos comprar una bebida, conectar el enchufe en varios alargues, cargadores portátiles, entre otros.

Cargadores portátiles: hay de diferentes tamaños; se conectado por el puerto micro USB, el mismo utilizado para las cargas con enchufe; algunos funcionan para las tablets, cámaras de fotos, entre otros. Los precios dependen de la marca del aparato.

Baterías externas: cumplen una función similar al cargador portátil, pero tienen más potencia de carga, pueden cargar dos dispositivos al mismo tiempo.

Cargadores inalámbricos: El celular se apoya en un panel, se carga sin cables. El panel está conectado a una fuente, mediante un enchufe y un cable USB.

Carcasas: Hay algunas fundas que, aparte de proteger el dispositivo, también lo cargan por medio un botón de encendido y apagado.

A pesar de estas opciones, hay gente que prefiere salir a la calle con el cargador de su celular y buscar algún enchufe, o alargue, que le permita revivir su teléfono.

 

 

Dentro de este contexto nace ‘’Moment’’, una aplicación para celular que mide el tiempo que pasas en tu dispositivo. Diseñado para promover un equilibrio saludable entre nuestra vida real y los que viven a través de las pequeñas pantallas de los dispositivos digitales. Además, vigila la cantidad de minutos que usas tu teléfono cada día, ayuda a crear límites diarios de ese uso, y ofrece “codazos ocasionales” cuando te acercas a esos límites.

Kevin Holesh, creador de la aplicación, contó que ‘’la construyó para sí mismo’’, después de darse cuenta lo mucho que ‘’sus adicciones digitales estaban afectando sus relaciones con el mundo real’’.

Después de irse a vivir con su novia comenzó a notar lo mucho que “dejamos de hacer cosas divertidas y productivas’’ y ‘’elegimos el camino de menor resistencia” explicó y agrego que, a veces, ‘’demasiado de algo bueno es simplemente demasiado’’.

Como desarrollador de sistema iOS, Holesh decidió construir una solución, en forma de una aplicación para iPhone. Pero esta aplicación no está destinada a ser utilizado de forma activa. En cambio, esta “diseñado para ser invisible”. Es decir, después de configurar ‘’Moment’’ por primera vez, nunca tendrás que abrirla de nuevo.

‘Moment’ fue lanzada en octubre de este año y el primer día de publicada en iTunes Store, la app fue descargada 100,000 veces, hoy lleva 2.5 millones de descargas.

Holesh sostuvo que ‘’la mayoría de las personas no se dan cuenta de lo mucho que están en su teléfono’’. “Como un pequeño experimento, le pregunté a la gente que adivinen cuál era su uso diario y eran casi siempre 50% debajo de lo real”, informó el desarrollador y continuó: “Los limites diarios ayudaron a los usuarios a establecer una meta. Mi principal objetivo era ser consciente de cuántos minutos estoy en mi teléfono cada día, y ayudó a mis testers a hacer eso también”.

Muchos de nosotros estamos preocupados por los impactos del entorno digital en nuestra existencia en el mundo real. Por un lado, tenemos las empresas – como Google, por ejemplo – que buscan integrar la tecnología en todos los aspectos de nuestras vidas, incluyendo en todos nuestros dispositivos móviles y de computación, en nuestros hogares, en nuestros coches, e incluso en nuestro cuerpo a través de los relojes de pulsera, anteojos y tal vez hasta lentes de contacto algún día.

Pero para aquellos que se despiertan a abrazar a su teléfono antes de que sus seres queridos, para aquellos que tratan a las conversaciones del mundo real con menos importancia que a los sms, whatsapp y correos electrónicos o para aquellos que pasan horas de niebla en Instagram, Twitter y Facebook, cuando sólo buscaban una distracción momentánea, Moment puede ser el paso en la dirección correcta.

Para Holesh, el efecto ‘’ha sido pronunciado’’. Solía pasar 75 minutos al día en su iPhone. Ahora, lo utiliza solo 40.

El diseñador de aplicaciones para iPhone, dialogó sobre su aplicación y la adicción a los celulares: “Es fácil quedar atrapado horas en el iPhone”.  “Veo ‘Moment’ y el poner un límite, como una escalera a subir para salir del pozo en que te envuelve el iPhone cuando estés listo para hacerlo”, explicó el joven desarrollador vía mail desde su dispositivo Apple.

En Argentina, Android es el sistema operativo que lidera el mercado, y en menor medida, Windows phone e iOS, sin embargo, Holesh no tiene planes inmediatos de crear la app para otros sistemas que no sean los de Apple, ya que su campo de acción es esa compañía.

 “A menos que nos convirtamos en Hobbies y nos quedemos en nuestras casas” los smartphones no van a remplazar las conversaciones cara a cara, manifestó el diseñador y añadió: “Las llamadas remplazan ese tipo de conversaciones, y son geniales para mantener contacto cuando hay grandes diferencias geográficas. Mandar mensajes es una muy distinta forma de comunicación. Es impersonal”.

“Desafortunadamente, ‘Moment’ no es una solución permanente”, aseveró Holesh y continuó: “Tenes que querer usar menos el celular. ‘Moment’ no te va a forzar limites que vos mismo no te pones. Tenes que ser vos quien tenga la fuerza de voluntad para ponerte los limites, porque sos vos el que usas el iPhone”. De los clientes de la aplicación, cerca del 80% ve un descenso en el uso de unos 26 minutos durante las primeras dos semanas. Hay un 20% que no cambia, o incluso se agrava.

Hay una tendencia a volver a la charla personal y quizás sea el motivo de porque la aplicación es tan popular, porque necesitan un cambio. “Definitivamente”, respondió Kevin y amplió: “No te bajas ‘Moment’ porque pensas que los hábitos del uso de tu teléfono están perfectamente equilibrados con el resto de tu vida real. Lo haces porque queres reducir el uso del celular, y ocupar ese tiempo en otras partes de tu vida, como pasar tiempo con tu familia o amigos, o quizás leer un buen libro”.

 

 

¿Cómo afecta a la salud la Nomofobia?

‘’El celular, como todos los medios de comunicación generan dependencia, porque años anteriores cuando no existía el celular, pero si la televisión, mucha gente permanecía todo el tiempo con el televisor encendido, aunque no lo mirara, en definitiva dependía emocionalmente, de sentir la presencia de los demás para no sentir soledad. Pienso que la necesidad de estar permanentemente comunicado, es el no sentir soledad’’, afirmó Maria Ester Retes, psicólogamatrícula 46705, egresada de la UNMDP, hace 32 años que ejerce la profesión.

Con respecto a si los celulares terminarían con las comunicaciones interpersonales la profesional explicó: ‘’ Yo creo que no, que no va a alejar a la humanidad de este contacto humano y vincular afectivo. La tendencia es al equilibrio no podemos tener excesos, pero todo va en escalada, va subiendo y llega a un pico y cuando reaccionamos que hay algo que nos está atacando automáticamente y buscamos la manera de salir’’.

Por otro lado sostuvo que ‘’es muy común que los jóvenes, vayan a recibir apoyo escolar, y estén con el celular al lado’’. Además, contó que cuando ella ‘’les estoy dando clase, la atención de los alumnos está en el celular’’.

Retes recomendó: ‘’Permitirse tener algunos momentos del día, de un encuentro con sí mismo. Den este momento la meditación es algo que está en auge, y que permite un encuentro con el ser interior, con uno mismo. Ese espacio que es íntimo, poder encontrarse con él mismo y encontrar un espacio de comodidad, yano necesita depender del teléfono para estar comunicado con los otros, sino lograr esa comunicación interior con uno mismo que le va a ir permitiendo darse cuenta, que la mejor compañía es uno mismo’’.

Además, aclaró que la ‘’tecnología va a acompañar al ser humano’’ y agregó: ‘’El tema es que el hombre maneje la tecnología no la tecnología al hombre.Que el hombre sepa utilizar la tecnología en beneficio propio de una manera racional sin llegar a la dependencia, yo creo que el hombre va a encontrar ese equilibrio. Porque se va a alejar de la dependencia emocional de las máquinas, porque se va a dar cuenta que esto lo va a enfermar’’.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com