Tiempos de cuarentena: Empezar a descubrirnos en la soledad

654

El COVID-19 o mejor conocido como Coronavirus interpela todas las facetas del ser humano a nivel mundial. No solo pone en jaque temas como la salud pública, la economía, la sociedad, etc, sino que también pone en eje de debate la salud mental. El hecho de estar encerrados tanto tiempo en nuestras casas y empezar a conocer esa soledad de la cual mucha gente escapa, la convierte en un tema no menos importante que los otros.

En su momento Luis Hart definió al autoestima, concepto que está muy relacionado con esta nota, como tan importante para nuestro bienestar como las piernas para una mesa. Además de destacar que es esencial para la salud física y mental, y para la felicidad.

Yendo a otro autor, la voz autorizada que recomiendo siempre para hablar de estos temas es el psicólogo y director del Centro Clínica de Familia, Fabian Melamed. El artículo “Cuarentena: el desafío a la interioridad” escrito en su página web, funcionará como eje estructural para esta nota.

Es más que obvio que nadie o casi nadie estaba preparado para esta situación actual de pandemia que nos ataca y obligar a estar dentro de nuestras casas durante mucho tiempo. La soledad es un factor del cual se suele intentar escapar. ¿Cómo? Saliendo al exterior. Hacia ese lado apunta Melamed, quien expresó: “Desplegamos nuestra energía en el escenario social, en el afuera. No sabemos ni nos interesa el mundo interior. No nos importa, lo desvalorizamos, más aún, escapamos de él. Huimos de la soledad, huimos de poder divertirnos solos, si nos aburrimos solos es que estamos en mala compañía, si es así, deberíamos pensar en que nos está pasando, pero ¿para qué? Si con el celular solamente podemos estar en contacto constante con otros, con el afuera. No soportamos en demasía estar solos. Nos aburrimos. El silencio nos aturde y la soledad nos grita, así que escapamos.”

Hasta que un día llegó este fenómeno que nos obliga a quedarnos, conocernos y socializar con nuestro mundo interior.

Es aquí cuando el director de Clínica de Familia destaca: “Estas situaciones desnudan que poco estamos preparados para estar solos y divertirnos. Ser buena compañía de nosotros mismos, cuanto de nuestra vida es mirar afuera imposibilitándonos hasta la discapacidad de estar solos.” Y agregó: “Ese día llegó, es ahora, es cuando la realidad te golpea la puerta y te pregunta ¿que hiciste, cuanto hiciste para ser un buen amigo tuyo, uno de esos con los que la pasas bien? (…)”

PARA LEER EL ARTICULO COMPLETO CLICK AQUÍ




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com