River y la maldición de los Penales

219

River fútbol sufre la maldición de los penales desde 1962, la tarde que en la «bombonera» el brasileño Delem no pudo convertir por esa vía ante Antonio Roma y permitió que Boca alcanzara la diferencia necesaria para ser campeón.

Han pasado 58 años y aquella historia mantiene vigencia. En la reciente Superliga, los penales errados por la banda roja generaron sus derrotas ante Velez y San Lorenzo, ambos cotejos en el Monumental. Frente a los «santos» fueron dos ejecuciones marradas. Por eso perdió 1-0 y dejó seis puntos claves.

A esa leyenda se puede sumar lo ocurrido en 1970 cuando Independiente derrotó a Racing 3-2 en la ultima fecha y uno de los tantos fue desde los 12 pasos tras dos ejecuciones atajadas por Agustín Mario Cejas, las cuales fueron invalidadas por el arbitro Humberto Dellacasa por adelantamiento del golero ante el disparo de Anibal Tarabini. Con esa victoria, el «rojo» igualó el puntaje de los «millon arios» y se consagró por un gol más a favor.


Desde la tarde de Vladem Lazaro Ruiz Quevedo «Delem» a la  noche de Tucumán, lo que parece una maldición se reaviva, en tanto la frustración resulto importante pero no es tan significativa como las caídas en Copa Libertadores de América ante Peñarol de Montevideo (1966) y Flamengo (2019). Ni tampoco por la final del Nacional 1968 cuando el juez de aquel partido , Guillermo Nimo, no cobró la mano penal de Luis Gregorio Gallo en la linea de sentencia para evitar que el cabezazo de Jorge  Recio le permitiera al equipo de Nuñez ganar 2-1. Con el empate, Velez fue campeón al batir 3-1 a Racing.

Hoy se habla de un gol mal anulado a Borré y dos penales, en el segundo tiempo, en perjuicio de Suárez y Fernández no cobrados. Pero en el balance del torneo, la no conversión de remates desde los once metros en dos cotejos resultó fundamental.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com