MONTENEGRO Y LOS MUNICIPALES: «LA CASTA» DEL INTENDENTE

13

En pleno conflicto que no pareciera llegar a su fin, el Concejo Deliberante pone a deliberación esta semana el proyecto de esencialidad de los trabajadores de la Municipalidad tras la primera conferencia de prensa del jefe comunal el pasado 5 de abril.

Guillermo Montenegro arrancó su segundo mandato como intendente de General Pueyrredon con sobresaltos tras ponerse entre la espada y la pared con el sueldo de los municipales, que luego de seis sesiones para el aumento de los salarios, sin ver un avance, decidieron parar por dos días después del fin de semana XXL lo que provocó la “gran idea” del jefe comunal: descontarles los días y declararlos trabajadores esenciales, es decir, sin posibilidad de realizar paros.

Para llegar a esta instancia, debemos partir desde febrero cuando empezaron las tratativas de aumento salarial, donde el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) pedía un aumento del 35% para contrarrestar la inflación y el ejecutivo proponía un 10%. ¿Hubo negociación tras seis sesiones? La respuesta fue no e inclusive el jefe de prensa del STM, Nicolas Alvarez Lozzi, declaró que el intendente le hizo entender al Secretario General del sindicato que iba hacer el 10 % por medio de decreto, pese aún en negociaciones. “Hay algo que tienen que tener claro: no voy a firmar un acuerdo salarial que dentro de dos meses no pueda pagar o los vecinos tengan que costearlo con más impuestos porque cuando no alcanza, no alcanza», dijo Guillermo Montenegro en conferencia de prensa el pasado 5 de abril.

Llegado este punto, el sindicato usó su derecho a huelga y pararon 48 horas el 5 y 6 de abril, lo que desencadenó el plato más fuerte que Montenegro determinó no pagarles los días de paro y la bienvenida a la posibilidad de esencialidad. Si el conflicto ya no venía en buenos términos, esto fue una clara declaración de guerra por parte del intendente, que muy bien alineado a la política de Javier Milei, realizó declaraciones polémicas: “No voy a permitir que se tome de rehenes a los marplatenses con una medida totalmente irracional: al comienzo de una negociación y después de seis días de fin de semana largo, no puede dictarse un paro de dos días que lo único que hace es afectar los servicios que tiene que prestar el Municipio a los vecinos”. Como es de esperarse, Montenegro sacó a relucir la bandera en defensa de los marplatenses y tomó como inaceptable la huelga: “El paro es el último recurso. No puede ser que en el comienzo de una negociación paritaria, después de seis días de vacaciones, haya un paro de dos días”.

Tras esta definición de lo que es irracional, el jefe de prensa del sindicato Alvarez Lozzi dijo: “Una falacia haber adjetivado como irracional una medida de fuerza llevada por parte del gremio luego de más 20 días de tratativas por paritarias”. Además, remarcó que los trabajadores municipales viven un ambiente de “persecución” al afectar derechos y por una gestión municipal actual “tendenciosa”. A su vez respondió a lo que Montenegro llamó “vacaciones”, al fin de semana largo, Lozzi declaró que podrían haber hecho paro en pleno fin de semana largo pero que eso hubiera afectado a la ciudad y a los mismo trabajadores municipales que buscan llegar a un acuerdo a través de la mesa de negociaciones y no por medidas de fuerza. Aunque el intendente ha empezado a declarar de forma contundente, Alvarez Lozzi no dejó pasar el diálogo con los medios para remarcar que el jefe comunal no supo decir el salario mínimo de un trabajador municipal y se atrevió a decir que ninguno cobra por debajo de la línea de pobreza, cuando los trabajadores que ingresan a la municipalidad cobran 250 mil pesos – “¿Quien puede vivir así?” – dijo el jefe de prensa.

Los próximos pasos de ambos lados están pactados para el jueves 2 de mayo, ya que desde el lado Ejecutivo se empezó a desplegar el proyecto de esencialidad en las diferentes comisiones y la de ambiente empezará la lectura el mismo día. Por el lado del sindicato, habrá reunión extraordinaria el día jueves a las 17 de la tarde en la sede sindicalista, donde solo asistirán afiliados para determinar cómo continuarán con el conflicto.

Por: Carmen Nosei Colombera- Materia: Periodismo Gráfico III




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com