Marzolini, Inolvidable

216

Tenía 79 años. Se encontraba en su propio domicilio, asistido por su entorno cercano. En junio había sufrido un accidente cerebrovascular mientras se encontraba internado en el Sanatorio Fleni.

La muerte de Silvio Marzolini es la desaparición física de un indiscutible ídolo de Boca Juniors, figura destacada de la Selección Argentina y  considerado luego del Mundial de 1966, como el mejor lateral izquierdo del mundo. Su estilo de juego se caracterizaba por grandes recursos para marcar y una proyección prolija y de técnica superlativa.

No solo fue campeón varias temporadas en Boca formando recordada defensa con Roma , Simeone, Silvero y Orlando (década del sesenta) sino que dirigió al cuadro en 1981 cuando con la dupla Maradona- Brindisi llegaron al  titulo.

Entrevista entre Juan Carlos Morales y Silvio Marzolini en 1970 en la vieja cancha de Alvarado, Peña y Jara, donde hoy está la sede

El momento más sobresaliente pasó por la competencia de Inglaterra cuando integró una retaguardia de gran personalidad y coraje, además de la categoria de la mayoria (Roma; Ferreiro, Perfumo, Albrecht y Marzolini). Salvo el arquero, compañero en Boca, el resto era de Independiente, Racing y San Lorenzo de Almagro, respectivamente. Para la elección del mejor «3» del planeta, superó a rivales como el italiano Facchetti, baluarte en el Inter.

Visitó Mar del Plata en distintas oportunidades para jugar en torneos de verano y Nacionales, razón por la cual  tuve distintas oportunides de conversar con él. Inclusive alguna vez lo hicimos en Villa Marista o en la ya desaparecida cancha de Alvarado mientras entrenaba con el plantel «auriazul».

Marzolini fue uno de los primeros futbolistas en hacer periodismo. Era comentarista de transmisiones de Canal 13 donde exponía todos sus conocimientos.Otro detalle para no olvidar fue cuando en un River-Boca(1963)en el Monumental, sorpresivamente el uruguayo Luis Cubilla  lo atacó a golpes, ganándose la expulsión . Posteriormente el delantero argumentó que él estaba acostumbrado que en los clásicos (haciendo referencia a los Nacional-Peñarol) ante alguna jugada confusa, todos se tomaban a piñas. El cotejo concluyó 0-0  y la agresión a Silvio quedó como un hecho inédito.

Con Marzolini murió un grande del fútbol argentino.Que descanse en paz.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com