Los extranjeros de Boca merecen respeto

133

Con la llegada del italiano Daniele de Rossi a Boca, se instaló una corriente de pasión y ferviente apoyo al experimentado jugador romano .  Pero algunos medios de prensa exageraron la nota y hasta se atrevieron a señalar que su arribo representaba el mayor aporte del exterior en la historia del club.

Nada tan descabellado. Y una falta de respeto a varias decenas  de foráneos que resultaron figuras en la institución. Inclusive antes del debut del destacado jugador que se consagró campeón del mundo con su país en el 2006, se lanzó tal afirmación. Y para muestra bastaría con nombrar algunos de los futbolistas que brillaron con la casaca «auriazul», habiendo nacido fuera de la Argentina.

Por ejemplo de Uruguay, podemos señalar a Carlos Scarone (1916), Severino Varela ,el de la boina blanca (1943/45), Javier Ambrois (1958/59), José Sasia (1960) , Alcides Silveira (1963-68), Orlando Medina (1969-70), Fernando Morena (1984) y Sergio Daniel Martínez, (1992-95); de Perú , Victor Benítez (1960-62), Miguel Loayza (1961-63), Julio Melendez (1968-72) y Nolberto Solano(1997/98); de Colombia, Oscar Córdoba(1997/2001), Jorge Bermudez(1997/2001) y Mauricio Serna(1998/2002); de Brasil, Domingos Da Guia (1935/37), Paulo Valentim (1960/1965), Dino Sani (1961) y Orlando (1961/1965) Pedro Iarley (2003); de Paraguay, Manuel Fleitas Solich (1926/1931), Delfín Benítez Caceres (1932/1938) y Roberto Cabañas(1991/1994).

El mayor referente italico es Nicolas Novello, quien se destacó en Boca a partir de 1966 y fue campeón de Liga en 1969 formando recordada pareja con Norberto Madurga en escuadra que dirigía Alfredo Di Stefano.

Esperemos la trayectoria del ex volante de la Roma, lejos de discutir su capacidad, aguardemos su rendimiento para luego entregarle todos los elogios. Pero sin apresurarse, por respeto a todos los que hemos citado y han sido notables defensores de la causa boquense.

Como olvidarnos de los grandes goles de Severino Varela, el temperamento de «Cacho» Silveira, las anotaciones del «manteca» Martínez, el señorio de Julio Melendez, desde la zaga, las atajadas fundamentales de Córdoba, el ida y vuelta de «Chicho» Serna, la categoría de Da Guia, la paternidad de Paulo Valentim sobre Amadeo Carrizo, la claridad de Dino Sani, el oficio como cuarto zaguero de Orlando , la clase de Benítez Caceres y el oficio de Roberto Cabañas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com