Leyenda Inmortal

368

Fantastico Diego

El mundo se conmovió. Todo el planeta habló de la muerte de Diego Armando Maradona. Era, sin dudas, el principal embajador argentino. A cualquier lugar que uno iba, cuando mencionábamos nuestro país de origen, enseguida nos daban el apellido del «10». Por eso, gira entre leyenda e inmortal. Ocupó el trono que dejó Pelé y por ahora no tiene sucesor.

Entre sus grandes logros figura en primer lugar el hecho de haber convertido el mejor gol de la historia de los mundiales (México ´86 ante Inglaterra) en el torneo que marcó su imponente presencia, erigiéndose en el héroe de la conquista «albiceleste». Adorado en Nápoles, directamente relacionado con Boca (donde logró consagrarse campeón en 1981) surgió en un club estrechamente ligado con el buen fútbol: Argentinos Juniors.

Y fue con el cuadro de La Paternal que lo vimos en Mar del Plata en su estreno profesional como goleador. Dos goles en cuarenta y cinco minutos y una exhibición inolvidable, aquella de 1976, con los tantos sobre el arco de la calle Alvarado y al recordado Rubén Lucangioli .Recuerdo que solo se vendieron 1.400 entradas en un caluroso domingo de noviembre.Otro momento muy especial en la vida de Diego fue la conquista de la copa Artemio Franchi en 1993 cuando la Argentina superó 2-1 a Dinamarca en el estadio mundialista de nuestra ciudad.

Aquí, además, debutó como técnico al frente del Racing Club de Avellaneda y en el clásico con Independiente donde jugaba Jorge Burruchaga, su socio en la formidable victoria sobre Alemania en la final del mundo 1986.

Leyenda, inmortal, único. Maradona. Reconocido en todos los continentes. Dios de la pelota.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com