LAS CREDENCIALES DEL CAMPEÓN

33

A la Selección Argentina no le resulta incómodo adaptarse a diferentes contextos. El conjunto de Lionel Scaloni acostumbra ser protagonista y dominar el partido desde la posesión de la pelota y ataques directos. En cuanto al dibujo, no suele irse del 4-4-2 o el 4-3-3 aunque, según el rival, el DT ha acudido a una línea de tres defensores que también ha dado resultados.

De atrás para adelante, Emiliano Martínez es fija en el arco del seleccionado gracias a la seguridad que brinda en el arco y su gran y sostenido nivel. Pese a que el “Dibu” no posee grandes habilidades con los pies, centrales como “Cuti” Romero o Lisandro Martinez garantizan salidas limpias del fondo para conectar rápidamente con los mediocampistas o incluso delanteros.

Otro de los inamovibles en el equipo es Rodrigo De Paul, máximo estandarte de la era Scaloni, quien se encarga del llamado “trabajo sucio” y libera de algunas responsabilidades a quien lo acompañe en el me diocampo, por ejemplo Alexis MacAllister, quien despliega su juego técnico y asociaciones constantes con el mismo De Paul o los de arriba. Completa la mitad de la cancha el 5, que suele ser Enzo Fernández o Leandro Paredes, quien en ocasiones se retrasa para armar juego desde el fondo en base a conectar pases y encontrar a los laterales, los cuales se caracterizan por subir en el campo constantemente, pese a no resignar la marca.

En la delantera está el infaltable Lionel Messi, quien ocupa un rol más asistidor y de creador de juego que en otras épocas, un extremo bien marcado como Nico González, Di María o Garnacho, y el dilema principal, el 9. Si la referencia es Julián Álvarez, Argentina se arma con la labor defensiva que propone el ex jugador de River en su parte del campo, característica que pierde si el 9 es Lautaro Martínez, quien aporta más efectividad dentro del área.

El estilo de juego, como ya marcamos, se basa en tener el dominio del balón y avanzar con toques entre centrales y mediocampistas, para que le llegue limpio a los atacantes quienes forman juego en terreno rival y buscan aprovechar sus variantes ofensivas como extremos o laterales para concretar efectivamente los ataques. Algo que caracteriza a la Selección, más allá de la paciencia y la posesión, es la agresividad en campo contrario.

Por: Estudiantes de primer año/ Profesor: Ricardo Juan




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com