LaMonte dijo chau!

105

El norteamericano ya no volverá a jugar en Peñarol y solo resta definir el encuadramiento que se le dará a su salida. ¿La postura de Peñarol para el hecho? Inconducta de jugador profesional e incumplimiento de contrato.

 

“Nuestra mirada frente a los hechos es primero desde el punto de vista dirigencial, un profundo dolor por la situación”, cuenta Alfredo Miño. “Es un jugador importante, muy cercano a los afectos del club. Que haga una situación de este tipo nos duele. Segundo, ya hicimos toda la presentación a la AdC con respecto a su conducta. En el día de hoy vamos a tomar una resolución, teniendo como premisa que esto no va a tener vuelta atrás. Lo que se está buscando es cómo se va a encuadrar. Pero no el hecho de que pueda volver a integrar el equipo, porque ha dejado una imagen muy negativa con los compañeros también”.

 

¿Qué fue exactamente lo que pasó? Para entenderlo, hay que tener en consideración el contexto económico de nuestro país y las barreras que suelen aparecer para sacar dinero al exterior. Si bien hay clubes que encuentran diferentes vías para hacerlo, Peñarol no tiene esa posibilidad, por lo que a la hora de contratar a LaMonte, dejaron en claro una situación: le darían su dinero aquí y luego él sería responsable de utilizarlo o enviarlo a su país por su cuenta. El club ya no se haría cargo de esa responsabilidad.

 

Los problemas comenzaron cuando hace un tiempo, LaMonte mandó parte de su dinero a través de Western Union, donde tuvo que pagar 500 dólares extras por costos de envío. A los pocos días, el jugador le expresó al cuerpo técnico su disgusto ante esta situación y el hecho de sentirse maltratado por el club. Sin embargo, desde Peñarol afirman que el oriundo de Iowa ya se había comunicado con su representante y este le había informado que se haría cargo de esos 500 dólares.

 

El otro tema pasa por la familiar. Por contrato, Peñarol debe hacerse cargo de los pasajes de la esposa del jugador y de cada uno de sus hijos, una vez por temporada. La mujer de LaMonte ya había estado en el país (viaje pagado por el club marplatense) hasta hace algunos días, volviendo a Estados Unidos el pasado 6 de marzo. Ahora, en la próxima semana la idea era que viniesen los hijos, acompañados nuevamente de su madre. LaMonte pretendía que el equipo se hiciese cargo de este segundo aereo, a pesar de que lo pactado no lo estipulaba (sí hubiesen pagado el de los hijos, pero no el de la esposa).

 

Más allá de esto, desde la dirigencia del club sospechan que este tipo de reclamos fueron utilizados mayormente como una excusa, debido a su incomodidad en el equipo. “No estaba bien Kyle, para mi fue un poco una excusa. Ya estaba pensando en volver a Estados Unidos. Pero a nosotros nos deja con un perjuicio bastante importante. Primero porque da una mala imagen para el club. No puede estar el equipo entrenando en Formosa y él sentado en Corrientes mirando el partido de la Liga de las Américas. No es imagen de un equipo profesional”, dice Miño.

 

“Segundo, nosotros nunca tiramos los problemas internos para afuera. Siempre arreglamos nuestras cuestiones internamente. Aparte un perjuicio económico, porque le pagamos el hotel y la comida. Por más que sea mucho o poco dinero, el tema es el hecho. Lo más llamativo es que hizo esto con lo que lo quería la gente. Tenía el cariño de toda la gente”.

 

“Ya había tenido algunas otras actitudes de este tipo en la temporada. En el receso había viajado a Estados Unidos y tenía que tramitar una papelería que ya no había hecho cuando lo contratamos. Cuando lo contratamos, dilatamos la contratación y le dimos tiempo para sacar los reportes que precisaba. No lo hizo y le tuvimos que hacer una provisorio hasta el receso. Hasta el último día y sin avisar, dejó caer el pasaje de avión que tenía para volver y a la semana le tuvimos que poner un pasaje de avión nuevo”, agrega Miño.

 

El dolor, está claro, no pasa solo por el hecho, sino por haber involucrado a un jugador tan querido y admirado por el público de Peñarol, quien había establecido una relación muy fuerte con el estadounidense, aún en los años en los que estuvo afuera del equipo. Hoy esa relación ha tenido un quiebre, que al menos por el momento, no tendrá vuelta atrás.

 

 

Noticia escrita por Juan Estévez – BasquetPlus




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com