La llegada del matador y la vuelta a una vieja receta en Ferrari

78

Campeón por unos segundos

Al año siguiente, Ferrari cambiaba nombre nuevamente. Jean Todt dejaba la dirección deportiva del equipo y sería sustituido por Stefano Domenicalli. Meses después. El francés también abandonaba el puesto de administrador delegado.

En pista, el duelo volvía a ser McLaren y Ferrari. Sin embargo, en lugar de Kimi se encontraba Felipe Massa y ya sin Alonso en McLaren, las bazas estaban puestas para Lewis Hamilton. El campeonato se definió en las últimas curvas. Por un ratito, Massa, que se había llevado la carrera, era el campeón. Solo por ese efímero ratito, ya que Lewis cruzaría la meta en el quinto lugar. Los 4 puntos eran los que necesitaba el inglés para alcanzar su primer título. Ese fue literalmente un mazazo para Felipe Massa, quien jama volvería a tener una oportunidad como esa nuevamente.

 El tercer escalón del podio fue para el Ferrari del campeón 2007, Raikkonen. La suma de puntos ubicaba a Ferrari como la campeona del Mundial de Constructores

El matador

El 2010 comenzaba con una noticia mas que impactante. Fernando Alonso fichaba para Ferrari. Su escudero sería un recuperado Felipe Massa. Nuevamente la escudería de Maranello apoyaba su futuro y performance deportiva en un campeón mundial. McLaren ya no parecía el auto a batir y el último campeón del mundo de constructores, Brawn GP, había sido comprado por Mercedes. Las condiciones parecían hechas a la medida de los italianos. ¿Quién podría arruinarles la fiesta?

Un travieso germano

Lo que no habían pensado era en un joven alemán que, apoyados y contenido casi más allá de la lógica por su equipo, mostraba que convertía a la herramienta que le entregaban en algo casi imposible de derrotar. Como había sucedido a favor de Ferrari con el imperio Schumacher, ahora el poder lo compartían en Red Bull entre Sebastian Vettel, Adrian Newey, Christian Horner y Dieter Mateschitz.

Cuatro años con aroma de Salzburgo

Austria se convirtió en una barrera casi infranqueable para la gente de Maranello. En los cuatro años (2010-2013) en que la bebida energética impuso su ley, Alonso, por dos veces estuvo cerca de coronar sus sueños; por dos veces la última carrera no le brindó esa posibilidad. Esas fueron las temporadas 2010 y 2012 (justamente las pares). La suma en la diferencia de puntos a favor de Sebastián fue de 7. En la primera, casi la única posibilidad del alemán era la victoria, que logró. El natural de Asturias solo alcanzó el 7mo lugar y debió resignarse a ser subcampeón. Dos años después, la diferencia fue menor, solo 3 unidades. Pero en este caso, era Vettel quien llegaba con ventaja.

Sin lograr sumar victorias, la actuación de Felipe Massa poco pudo contribuir a que Ferrari, al menos, logre el campeonato de Constructores.

Los números, fríos, indican que Ferrari alcanzaría el subcampeonato en el 2012, debiendo conformarse en ser el tercer mejor team en los otros tres campeonatos. Las 11 victorias de Alonso se constituyeron en las únicas durante el dominio austríaco.

Sin resultados, más cambios

2014 fue el año donde Luca di Montezemolo deja su lugar como presidente de Ferrari. Su lugar es ocupado por Sergio Marchionne– En lo referente a pilotos, luego de  8 años Felipe Massa parte de la escudería del Cavallino y le deja su lugar a…… Kimi Raikkonen. Si el mismo piloto que había reemplazado a Michael Schumacher y fuese compañero de …..Felipe Massa.

Kimi, ¿el anticipo de la salida de Fernando?

El juntar dos gallos en un gallinero es una cuestión que, difícilmente, tenga resultados positivos. El reingreso del finlandés coincidió con el último año del asturiano en Ferrari. Uno de las debilidades de Sergio Marchionne parecía ser el piloto Nº1 de Red Bull y cuádruple campeón mundial, Sebastian Vettel.  

Solo dos podios, con la mejor posición de arribo dibujada por el segundo escalón del podio, en Hungría, fue el último campeonato de Fernando Alonso defendiendo a la roja máquina. Por su parte Kimi solo alcanzó la 4ta posición en su Spa Francorchamps.

Solo 216 puntos entre ambos campeones posicionaron a Ferrari como el cuarto mejor equipo. Pobre para todo el potencial, la historia e inversión.  Estos resultados eyectaron a Stefano Domenicalli de su posición de Team Principal. Para reemplazarlo llamarían a Maurizio Arribavene

Una vieja receta

Para la temporada 2015, Sebastian Vettel llevaba el número 5 a Ferrari. Los tifosi se frotaban las manos recordando recientes viejos tiempos. Un alemán, con una Ferrari y el número 5 era demasiado bueno para ser realidad. Además, Raikkonen sabía que su role era el de escudero. Demasiado experimentado para conocer esa realidad, no la discutiría.

Un escollo llamado Mercedes

Como le había ocurrido un par de años atrás, los hombres de Ferrari encontraron otro hueso duro de roer: Mercedes. La superioridad germánica fue tal que los pilotos de los autos 5 y 7 debieron conformarse con el tercer y cuarto puesto en el campeonato de pilotos. Sebastian tuvo el premio de haber vuelto a cruzar una línea de sentencia antes que nadie. Esto los repitió tres veces (Malasia, Hungría y Singapur) totalizando 278 puntos. El finlandés le siguió a 128 unidades.

Un paso atrás

Eso fue lo vivido en la temporada siguiente. No hubo victorias, solo cinco posiciones de escolta repartidas entre ambos campeones. Ferrari quedaría en tercer lugar a una distancia gigantesca del campeón, Mercedes

Bienio de duelo

Durante los años 2017 y 2018 la lucha entre Mercedes y Ferrari fue del mas alto nivel. Sin embargo, al team italiano le falto ese poco para volver a alzar algún título. La firme dupla Sebastian – Kimi se llevaron 11 triunfos (10 a 1 a favor del piloto Nº1) logrando Vettel ser subcampeón en ambas ocasiones.

Ferrari sumaria en 2017, 522 unidades para subir la vara a 571 en la próxima temporada

El duelo (2)

Es lo que se vivió en Maranello cuando la noticia del fallecimiento de Sergio Marchionne invadió primero Italia y luego a toda la Formula 1.  Su desaparición fue un tsunami para el team, ya que, sin su imagen, ciertas posiciones no estaban tan seguras. En lugar de Marchionne fue nombrado John Elkmann.

Vettel y Leclerc

Elkmann siguió con la idea original y para el 2019 enrocó a Raikkonen por Charles Leclerc. Esta sería la peor de las noticias para Sebastián Vettel, quien jamás logro derrotar a un coequiper más joven que él.

Desde un comienzo Leclerc mostró poco respeto por su encumbrado compañero. No obstante, respetaba las ordenes de equipo a rajatabla. Las miradas de los fans de Ferrari muchas veces se preguntaban porque no le dejaban correr más libremente.

Un veranito

Luego de las vacaciones, y en lo dura un verano, Ferrari volvió con un auto imparable. Esto dio herramientas a Leclerc para ganar sus dos primeras carreras (Bélgica e Italia) y a Vettel 1 (Rusia). Con el comienzo del otoño europeo, la Ferrari volvió a lo visto a principio de temporada. Esto no le impediría a Leclerc sumar más unidades que su coequiper (264 a 240) 

Ferrari volvería a quedar detrás de Mercedes. Y al finalizar el GP de Abu Dhabi, Ferrari había disputado 991 incluyendo la carrera de Indy 1952. O sea que solo nos faltan 9 para la Carrera Número Mil

Imágenes: Ferrari – Graining.es

Fuentes:

  • Hayhoe, D. Formula 1 The Knowledge, Second edition. Veloce Publishing. 2019
  •   Rolex Who Works in F1 guides. Ediciones 2014, 2015, 2018. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com