La antigua Mar del Plata según Francesco Paolo Parisi

237

En la transición entre los siglos XIX y XX, el pintor italiano Francesco Paolo Parisi fue famoso en la sociedad porteña. Tanto sus obras como su academia fortalecieron esa posición. Mucho más cuando ganó el concurso para decorar la Catedral Metropolitana.

Al menos dos de sus obras acreditan que a principios del siglo XX fue seducido por el paisaje marplatense. En este caso observamos un fragmento de uno de sus óleos, que actualmente pertenece a una colección privada. Con algunas licencias artísticas para resolver, por ejemplo, la rambla de madera sobre playa Bristol, Parisi dejó numerosos registros documentales. Vemos, por ejemplo, la capilla Santa Cecilia en la cima de la loma y, debajo, los ranchos y barracas del antiguo saladero que cohabitaron con la incipiente villa turística.

En paralelo a la playa se destaca un extenso edificio de una planta. Nos señala la cuadra de Boulevard Marítimo entre Luro y San Martín. Era el Grand Hotel y fue la piedra fundamental del turismo aristocrático en Mar del Plata. Pedro Luro lo inauguró con éxito en la temporada 1886-87. El edificio que vemos a su lado es el Bristol Hotel, abierto en 1888. Hoy se encuentra allí el edificio Bristol Center.

El pincel de Parisi supo reflejar la ecléctica vida en Playa Bristol: la rambla de madera, casillas de pescadores, lanchas de pesca que operaban allí, grupos de turistas ataviados elegantemente y otros que se atrevían a la aventura del “baño de ola”, generalmente tomados de una cuerda.

El pintor italiano –a juzgar por el ángulo- buscó un punto estratégico para plasmar la belleza del paisaje marplatense: la torre de un flamante edificio que se llamaba Belvedere y que hoy conocemos como Torreón del Monje.

Nota extraída del Facebook de Gustavo Visciarelli




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com