Gol de Inglaterra – Del Blog de Angel Cappa

219

La Federación inglesa de fútbol ha dado lo que puede ser un primer paso importantísimo para que este juego recupere gran parte de su esencia: que los jugadores piensen por si mismos.

Ha modificado las normas por las cuales los entrenadores pueden estar de pie en la zona habilitada para tal fin, vociferando lo que suele interpretarse como instrucciones, y haciendo señas permanentemente como si los jugadores no supieran nunca qué hacer. En otras palabras, no está permitido molestarlos cuando están jugando.

Si bien sería muy conveniente y beneficioso que esa disposición esté dirigida a los entrenadores de todos los niveles, por ahora la Federación inglesa lo ha aplicado solamente para los juveniles, pero algo es algo y por algo se empieza.

Entre los argumentos que tuvo en cuenta para tomar tal determinación, está la necesidad de que los futbolistas juveniles aprendan a tomar decisiones por su cuenta. Es decir, aprendan a pensar y de esa manera a entender mejor el juego.

En el fútbol de primera división, con jugadores formados, y el griterío de las hinchadas, sin bien esos entrenadores que continuamente gritan obligaciones a cumplir por sus equipos, que hacen señas indescifrables con las manos y los brazos como aspas de molino, resultan tan cómicos como pretenciosos (quieren aparentar ser mas importantes que los jugadores), no son tan dañinos porque nadie les hace caso.

En cambio en categorías juveniles con poquísima gente y chicos en formación y por lo tanto mas atentos a esos aspavientos, ese griterío inútil de los supuestos formadores son ciertamente perjudiciales.

Formar es ayudar a pensar. Si los entrenadores de juveniles el día del partido se pasan todo el tiempo gritándoles y haciéndoles indicaciones para que hagan una cosa o la otra, no los están ayudando a formarse, sino los están deformando directamente.

Por eso la decisión de la Federadación inglesa de fútbol me parece acertadísima y en defensa del juego. Porque si finalmente se logra ayudar a crecer a los futbolistas desde la toma de sus propias decisiones, serán mejores jugadores indudablemente. Y por lo tanto con mejores jugadores habrá mejor fútbol.

Es una medida a largo plazo, por eso dudo que tenga imitadores. Entre otras cosas porque a nadie o casi nadie en la dirección de los clubes de fútbol le interesa que los jugadores piensen y se formen mejor. En realidad no les interesa eso ni nada que no sea ganar el próximo partido




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com