Fuego, fuego y más fuego…

148

Nota publicada en la revista «Anbiente a Medias» trabajo final anual de los entudiantes de tercer año en la materia periodismo gráfico en el Instituto Superior DeporTEA Mar del Plata.

Por: Tabías Luján – @tobiasglujan

Millones de hectáreas quemadas, fuentes de trabajo arruinadas, gobiernos incapaces y millones de pesos destinados a una prevención que es casi inexistente.

a situación ambiental en el mundo y puntualmente en la República Argentina es muy delicada: el cambio climático, la contaminación en el aire y las tierras, explotaciones petroleras por doquier, el desmantelamiento desmedido de bosques nativos para proyectos inmobiliarios, colocan a los políticos y la sociedad en un lugar preocupante en cuanto al futuro nuestro, de nuestros hijos, nietos y de las futuras generaciones. Incluso cuando pensamos que en pleno siglo XXI la gente tiene más conocimientos sobre las consecuencias que genera la destrucción de nuestro ecosistema, seguimos enfrentándonos con nosotros mismos y cada momento que transcurre es un momento menos para toda la humanidad.

Los incendios en la República durante el 2022 fue un tema de conversación en muchas mesas de café, en donde se criticó el actuar de los funcionarios correspondientes al área, en especial, en el voraz incendio que se llevó a cabo en Corrientes a inicios del año actual. La polémica se generó luego de varios cruces entre el Gobernador de dicha provincia, Gustavo Valdez, y el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la nación, Juan Cabandié, donde se pasaban de mano en mano una gran responsabilidad que es acerca de quién es el responsable de salvaguardar el ambiente y a todas las personas que estaban siendo gravemente afectadas por este desastre ambiental que pudo ser evitado.

Tal y como se esperaba, como en el 90% de las cuestiones políticas e ideológicas, la ayuda llegó, pero llegó tarde. En Corrientes se incendiaron más de 700.000 hectáreas (unas 80 veces la superficie de Mar del Plata), se quemó en gran parte el Parque Nacional “Esteros del Iberá”, el segundo humedal más grande del planeta tierra, se han perdido millones de dólares en producción agropecuaria, con su principal activo de capitales que es la Yerba Mate, los animales en peligro de extinción fueron gravemente afectados y sobre todo, han afectado a cada uno de todos los argentinos y en especial a los correntinos, ya que todas las fuerzas bomberiles del país se han movilizado hacia la provincia del este del país a prestar servicios, dejando a familiares, amigos y conocidos a miles de kilómetros inclusive.

¿Quién se ocupa de actuar y prevenir estos escenarios?

En situaciones de catástrofes ambientales, como es el caso puntual de Corrientes, actúa un sistema perteneciente al gobierno nacional, en específico al ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Se trata del Servicio Nacional del Manejo del Fuego, que depende de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental dentro del ministerio, que tiene como objetivo la prevención y alerta de focos ígneos a lo largo y ancho del país, el combate de incendios de magnitud al momento de recibir un alerta sobre la incapacidad local y provincial previamente y además, llevan a cabo exhaustivas tareas de evaluación de daños y su recomposición a futuro.

Si bien el SMNF actúa en situaciones límite y lo hace de manera satisfactoria, un punto que debe fortalecer de manera inmediata es la prevención de estos hechos. Se estima que el mismo cuenta con un presupuesto anual de $6.700 millones de pesos, que es destinado a equipos de prevención y ataque, sin embargo, la gran mayoría de las personas no tiene en cuenta las graves consecuencias de un incendio de grandes magnitudes y de cómo se puede originar, causando un problema grave a un sistema que a medida que pasen los años, y con el efecto inflacionario del país, cada vez se deberán recortar los excesivos gastos y poner mayor énfasis en evitar nuevos “Corrientes” o inclusive peores.

¿A qué consecuencias se enfrentará el país?

Para comenzar a desarmar dudas, el proceso de recuperación del ambiente perdido, en este caso incinerado, tardará décadas en recomponerse. Sin embargo, no solo la situación en la provincia de Corrientes llevará un amplio impacto económico en lo productivo, sino también en su vegetación y su afluencia con el cambio climático, al tener zonas más áridas en ambientes secos, la filtración de agua será menor y creará mayores sequías con pocas precipitaciones anuales, pero con grandes caudales de agua.

Los hábitats de los animales fueron estropeados, y muchas de estas especies corren peligro de extinción, por lo tanto, es una situación sumamente grave para el ecosistema del litoral. También influirá en una gran ayuda económica del estado provincial y nacional, que ya se han presentado como insuficientes ante el costo de todo lo perdido a través del fuego.

Hoy en día no observamos con claridad las consecuencias de una catástrofe ambiental como la de corrientes, pero debemos saber que para los próximos 5 años, la sociedad comenzará a padecer la falta de insumos personales como la madera o el bien tan necesario para los argentinos y argentinas como lo es la Yerba Mate, ya que previamente al incendio, las empresas ya han advertido acerca de la gran sequía y la escasa cosecha para consumo anual, y estiman que habrá desabastecimiento hasta no lograr recuperar la superficie dañada por el fuego.

En un país tan golpeado por las crisis económicas, políticas y sociales, como sociedad hemos dejado que actúe la peor de las crisis, que avanza en silencio y nos daña lentamente, y es la crisis ambiental. Debemos replantear varias políticas de acuerdo al cuidado del medio ambiente, a través de prevención y la difusión de actividades de cuidado ecológico con todas las personas, el estado nacional y sus representantes deberán sentarse lo antes posible para lograr consensos y reglamentar nuevas leyes con sanciones firmes y contundentes con aquellos que destruyen el ambiente y los recursos con los que en un futuro necesitaremos y de manera urgente.

Cuando dios se pone del lado correcto

Los incendios de grandes magnitudes siempre muestran la labor de los bomberos y su impecable actuar para apagar las gigantes llamas, sin embargo, son como nosotros, los terrestres. Cada uno de ellos tiene una vida propia, con sus problemas en casa, sus problemas económicos, sus juntadas con amigos, el paseo romántico con su pareja y sin embargo dejan todo desinteresa- damente y se vuelcan de lleno al servicio cuando lo necesitan, y en este caso millones de argentinos.

En este caso, vamos a hablar de Martín Soto y Manuel Gordillo, oriundos de Villa Gesell y pertenecientes al cuerpo activo de bomberos voluntarios, que el 18 de enero, en plena temporada de verano, dejaron sus trabajos, sus vidas a un lado y recorrieron, junto a miles de bomberos de toda la Argentina, miles de kilómetros para darle cara al infierno rojo que abatía el litoral argentino, y así lo recordaban: “De noche el cielo era rojo, el calor era inaguantable pero nunca quisimos dejar de ayudar. Si bien somos de trabajar en incendios de esta índole, aquí hemos pasado miedo por lo que nos podía llegar a pasar, estando tan lejos de casa”, aseguraba Soto, que junto a Gordillo y otros 2 brigadistas llegaron a la ciudad con un gran reconocimiento y desfile, luego de más de 20 días trabajando en el epicentro.

Por otra parte, la emoción por volver a ver a tus seres queridos luego de una experiencia única en sus vidas profesionales que los marcaron a fuego, Manuel, perteneciente al destacamento uno de Mar Azul, apenas se bajó de la autobomba, corrió 30 metros hacia sus hijos y se fundieron en un abrazo que no solo era de parte de sus hijos, sino de una comunidad llena de orgullo y agradecimiento. Sin poder contener las lágrimas, Gordillo reconoció que aunque se alegra de volver a Gesell, “tenía muchas ganas de seguir allí, porque falta mucho trabajo y muchos compañeros seguirán dando batalla”, dando una muestra clara de la abnegación, el desinterés y sacrificio que cuenta un pequeño y valiente grupo de personas.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com