Francia: Macron da marcha atrás con el aumento de combustibles

29

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha dicho en repetidas ocasiones que no se retractaría de los impuestos. Parece pero que este lunes hubo cambios porque el gobierno expuso que estaba preparado para hacer algunas concesiones. ​

Aplaza la subida seis meses

El Gobierno francés ha decidido aplazar la subida de los impuestos a los carburantes durante seis meses ante las protestas que se han venido registrado en los últimos días protagonizadas por los conocidos como ‘chalecos amarillos’.

“Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación”, ha asegurado el primer ministro de Francia, Edouard Philippe este martes en un discurso televisado.

En concreto, el Ejecutivo galo ha aprobado la congelación de las tarifas de electricidad y gas “durante el invierno”, al mismo tiempo que ha decidido aplicar una moratoria de seis meses al aumento de los impuestos sobre el combustible, que estaban previstos para aplicarse a partir del 1 de enero, y la suspensión, también durante seis meses, de los nuevos términos y condiciones de inspección de vehículos motorizados.

Período de diálogo

Entre el 15 de diciembre y el 1 de marzo, Francia pondrá en marcha un periodo de diálogo sobre las propuestas realizadas por el Gobierno. “Las soluciones deben ser diferentes en las ciudades y el campo”, ha explicado el primer ministro francés.

Asimismo, Philippe también ha anunciado que quiere abrir un “amplio debate” sobre impuestos y gasto público.

Las protestas

Este fin de semana pasado, ha sido el tercero de manifestaciones continuadas en Francia. Los denominados chalecos amarillos han salido repetidamente a la calle para protestar por el aumento de las tasas de los carburantes que el gobierno francés tenía intención de aplicar.

De hecho, el gobierno francés decretó un aumento de los impuestos en los carburantes de 7,6 céntimos por litro para el diésel y de 3,9 céntimos para la gasolina. A partir de enero, la intención era la de aplicar además a más tasas suplementarias de 6 y 3 céntimos, respectivamente.

A pesar de haber anunciado que se aplicará un plan de ayudas de unos 500 millones de euros para renovar el parque móvil francés, las protestas no se han detenido.

Además de las tasas sobre el carburante, también denuncian la perdida de poder adquisitivo, el cierre de líneas férreas de la periferia, falta de hospitales y cierre de escuelas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com