El tiburón se comió al sabalero

322

Superliga – Fecha 16 – Santa Fe

Un exito indiscutible y fundamental enhebró Aldosivi en Santa Fé , al doblegar 2-0 a Colón en la apertura de una nueva fecha de la Superliga. Con anotaciones de Rincón de penal y Andrada sometió a un oponente sin jerarquía y que a lo largo del trámite no produjo ninguna situación de peligro.

El primer tiempo fue ampliamente favorable al equipo visitante. Fue el peor «sabalero» y el mejor «tiburón». A lo largo de los 45 minutos, hubo una marcada superioridad del «auriverde». Manejado por Bertoglio, se hizo dueño del balón y el único que inquietó.  Sin embargo la recompensa en el tanteador tardó en llegar. Recién se concretó en los minutos finales de la etapa y producto de un increible penal cometido por Olivera (mano inocente en un costado del área) y que tradujo en gol el colombiano Rincón.

Antes hubo una serie de situaciones favorables como un tiro libre de Grahl que se estrelló en el palo.  Luego ya vencido Burián, Rincón desvió el cabezazo para abrir el score. El arquero uruguayo  al comienzo había  controlado increiblemente un remate de Bertoglio.Todo fue del marpatense.

El cuadro santafesino apareció  dormido y dando excesivas ventajas. Enfrente todo lo contrario. Presión, orden, buen manejo de la pelota y decisión para buscar la victoria. Por eso el 1-0  parcial pareció un premio para la formación de Lavallen, silbada estruendosamente cuando concluyó el periodo. Además de jugar mal, no creo una sola situación de riesgo.En el arranque del complemento, no hubo mayores variantes. Siguió manejando el cotejo, el huesped. Inclusive antes del primer cuarto de hora, Burián le sacó un tiro de gol a Maciel, evitando la segunda conquista.

La desesperación «rojinegra» provocó los  tres cambios antes de los 20 minutos de la etapa final. Se advirtió, eso sí, una pequeña mejoría del dueño de casa con la entrada de Braián Galván, el volante tucumano.A él se sumaron Brian Farioli y Tomás Chancalneay. Al menos  compartió más el control de la acción y se advirtió una ligera declinación de la escuadra de Hoyos, en particular por el cansancio de Andrada y Bertoglio, junto con la lesión de Gil Romero ( de buen partido), sustituido por el joven Indeacoechea.Poco después Verón ocupó el sitio de un agotado Rincón.

En el final, ya en tiempo de descuento, el portuario recibió otro regalo (pase atras corto al golero Burián que capturó Andrada para definir) y así concretó un halago muy necesario. No solo ganó por primera vez lejos de Mar del Plata, sino que lleva dos fechas sin goles en contra. Al margen de la deporable imagen de Colón.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com