El podio de pilotos de la F-e

64

Este será un análisis sobre los pilotos de la Fe. Se comenzará con el análisis del podio del campeonato, el campeón Jean Eric Vergne (136 puntos), Sebastian Buemi (119) y Lucas Di Grassi (108). Tres grandes campeones que mostraron porque fueron los mejores en una muy competitiva temporada. Para este análisis, dividiremos el campeonato en dos partes. La primera hasta la séptima competencia y la segunda hasta la segunda de Nueva York (la décimo tercera)  

Jean Eric Vergne

El piloto francés se presentó en la primera carrera de esta quinta temporada con la difícil misión de defender su título. En la primera parte, JEV solo logro dos podios, una segunda posición en Ad Diriyah (detrás del portugués Felix Da Costa) y la victoria con record se vuelta en Sanya. Apenas cincuenta y cuatro puntos hasta ese momento parecían dar al traste con sus sueños; sin embargo se rehízo y se llevó dos carreras de las ultimas seis. El resultado numérico para el francés en la segunda parte fue sorprendente: ochenta y dos unidades. Esto se reflejó en la segunda de NY, en donde JEV alzó el título por segunda vez.  

Sebastian Buemi

Lo de Sebastian Buemi fue casi increíble. Aunque pareja paradójico, el suizo cambio de equipo casi sin cambiar. Esto sucedió en el momento en que Renault dejó su lugar a Nissan. También, por primera vez desde aquel lejano e Prix de Pekin, su compañero dejó de ser Nico Prost. En el auto veintidós se encontró con el inglés Oliver Rowland. 

Su campeonato fue, en cierta manera, similar al de Jean Eric. En la primera parte solo logró treinta unidades (con una pole, un record de vuelta y dos deserciones). Con duro trabajo tanto personal como de equipo, sus resultados comenzaron a mejorar. Por dos veces partió desde la mejor posición y logró una regularidad que le pagó con ochenta y nueve unidades y el subcampeonato.

Lucas Di Grassi

Agresivo en todo el campeonato. Protestón como el mejor, especialmente en Berna cuando el reglamento no le “beneficio”, pero presencia omnipresente al final de los cinco campeonatos de la serie, Lucas Di Grassi volvió a ser el abanderado de Audi. 

El brasilero fue uno de los tres pilotos que lograron llevarse más de una competencia. Su primera parte del torneo fue un tanto afortunada. La victoria en México fue el resultado a un intríngulis matemático nacido por la aparición del Safety Car y que cobró entidad con el consumo energético de las baterías.  Hasta la carrera de Roma, Lucas había sumado cincuenta y ocho unidades (solo con una vuelta rápida).

A partir de Paris, su suma le reportó cincuenta puntos y un segundo record de vuelta. No lograría ser el mejor en ninguna de las superpoles. Estos guarismos le significaron el tercer lugar en el campeonato de pilotos, a once del subcampeón Buemi y a veintiocho de JEV. 

Si les gusto este artículo, por favor denle un like a la página y los invito a disfrutar de nuestro programa gourmet CARS A LA CARTA los sábados de 13 a 14 hora argentina por LA RED 91.3 mdp y en playstore como La Red 91.3

IMÁGENES Sitio oficial de la categoría Formula e




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com