El Municipio busca que cada frentista cuide su espacio de vereda

82

Así lo afirmó el subsecretario de Inspección General, en le marco de una de las tareas que tiene como objetivo el control y verificación mediante inspecciones de la conservación en buen estado y mantenimiento de las aceras, como así también la higienización y cerramiento de aquellos terrenos baldíos que no están en condiciones y afectan la seguridad y salubridad de la población.

El Departamento Control del Espacio Público dependiente de la Subsecretaría de Inspección General, tiene como una de sus principales tareas el control y verificación mediante inspecciones de la conservación en buen estado y mantenimiento de las aceras, como así también la higienización y cerramiento de aquellos terrenos baldíos que no están en condiciones y afectan la seguridad y salubridad de la población.

En este sentido, el titular del área de Inspección General destacó que “el Municipio busca que cada frentista cuide su espacio de vereda y lo mantenga prolijo. Este es un tema que le importa mucho al Intendente y es facultad del Municipio controlar que las veredas y los baldíos estén como corresponde”.

“Más allá de la cuestión estética, el mantener en buen estado las veredas significa la eliminación de barreras arquitectónicas que pueden dificultar el tránsito peatonal sobre las mismas, especialmente de aquellas personas que poseen dificultades y deban hacerlo, por ejemplo en sillas de rueda o andadores, los ciegos y/o los carritos con bebés”, destacó el funcionario.

Diariamente los inspectores recorren los distintos barrios de la ciudad, diligenciando las intimaciones correspondientes y atendiendo las diferentes consultas que van recibiendo de los vecinos.

Quienes reciben las intimaciones, pueden acercarse a las oficinas del Departamento, ubicadas en calle Belgrano Nº 3467 planta baja de lunes a viernes en el horario de 8.15 a 14, para recabar mayor información y en caso de ser necesario solicitar una prórroga del plazo otorgado, a los efectos de realizar las tareas necesarias para la refacción y/o el mantenimiento, tanto de las veredas como de los terrenos.

Además, Sucar Grau detalló que “a raíz del trabajo que se está realizando, en algunos casos se da intervención al Departamento de Arbolado Urbano, teniendo en cuenta la existencia de árboles cuyas raíces provocan el deterioro de las veredas, como así también a la Secretaría de Obras y OSSE, entre otras Dependencias”.

En cuanto a los terrenos baldíos, primero se cursa una intimación. Si se verifica el incumplimiento se labra un acta de constatación que se eleva al Juzgado Municipal de Faltas. En caso de no modificarse la situación, se realiza una solicitud de allanamiento al Sr. Secretario de Gobierno la que una vez firmada, autoriza al personal municipal a realizar las tareas correspondientes para poner a resguardo la salubridad y la seguridad de la población.

El detalle de las tareas realizadas así como el combustible gastado y llegado el caso la rotura de alguna herramienta o maquinaria al momento de realizarse las mismas, es cargado en la cuenta de TSU de la propiedad.

Durante el pasado mes de Abril, se elevaron al Juzgado de Faltas, la cantidad de doscientas veinte (220) actas de constatación, debido a incumplimientos.

Para finalizar, el titular de Inspección General comentó que “se observa una muy buena predisposición de los vecinos para llevar a cabo las distintas tareas intimadas y una creciente toma de conciencia sobre la importancia en el mantenimiento de los espacios públicos”.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com