El monumento olvidado al autor de La Leyenda del Torreón

224

Pocos saben que Mar del Plata tiene desde 1931 un monumento al creador de la leyenda del Torreón. Lo paradójico es que no lo recuerda por esa pieza literaria, sino por una obra de la que casi no quedan huellas.


El monumento a Alberto del Solar (Chile 1859-Buenos Aires 1921) se encuentra en la plazoleta triangular delimitada por Avenida Patricio Peralta Ramos entre Falucho y Rivas, frente a Playa Varese. La foto en blanco y negro nos muestra el lugar y su entorno casi original, hace varias décadas. Hoy presenta algunas modificaciones que lo transformaron en el Paseo Molise.

Una frase tallada en la piedra inmortaliza a Alberto del Solar como “Iniciador de la Explanada”, dato que poco aporta al observador inadvertido.

Alberto del Solar fue escritor, poeta, militar, diplomático y ensayista, por citar sólo algunos aspectos de su abultada biografía. Integró, además, aquella generación que tuvo fuerte presencia en la ideación de Mar del Plata como balneario de la aristocracia.

El título de “Iniciador de la Explanada” resume el protagonismo que tuvo como presidente de la Comisión de Fomento Sur que construyó con aportes particulares un corredor de ensueños inaugurado en 1909. Miradores, kioscos, farolas y balaustres conformaban aquel balcón al mar del que sólo quedan antiguas postales, una de las cuales compartimos. Bellas esculturas traídas de Europa ornamentaban el paraje. Muchas de ellas habitan hoy las plazas marplatenses y otras se extraviaron en el “devenir del tiempo”.

La obra apuntaba al desarrollo del corredor balneario hacia el sur y no estuvo desconectado de otros elementos que hoy sólo vemos como una tradición de raigambre desconocida. Debemos recordar entonces que el multiempresario Ernesto Tornquist formaba parte de aquella elite impulsora y había levantado su mansión de veraneo cerca de Plaza Colón.

Bien sabemos que Tornquist hizo construir el Torreón y lo donó a la Municipalidad para que funcionara como confitería. Y lo hizo desde su inauguración en 1904 con los sucesivos nombres de Belvedere y Torre Pueyrredon. “La leyenda de la leyenda” cuenta que Tornquist le encomendó a Alberto del Solar la construcción de un relato “que le diera espíritu” a ese edificio, en lo que habría sido la primera maniobra de marketing de la historia local. Fue así como nació la famosa y trágica leyenda que a la postre inmortalizó al Torreón del Monje.

El cruce de datos saca a relucir que el olvidado monumento a Alberto del Solar fue inaugurado a diez años de su muerte cuando la Explanada todavía existía. Pocos saben que está allí, en un sitio tan visible como invisible. Pero la historia popular se encargó de mantener vivo al poeta que tanto amó a Mar del Plata.-

Nota extraída del facebook de Gustavo Visciarelli




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com