El Madrid le ganó al Baskonia en Vitoria y quedó a uno del título

49

Gran triunfo de los de Laso, para tomar ventaja de 2-1 en la final de España. En el local aportó 10 puntos Vildoza. Campazzo (6) y Garino (2) también tuvieron minutos.

La final de la Liga Endesa entra en su tramo final tras desplazarse hasta Vitoria, donde se disputarán el tercer y cuarto partido. Los dos equipos, Baskonia y Real Madrid, llegaban a este tercer encuentro con una victoria para cada uno. Ahora, le tocaba hacer su parte al Fernando Buesa Arena, que iba a tratar de llevar a su equipo hasta la gloria. Además, el coliseo baskonista iba a hacer historia batiendo el récord de asistencia en unos playoffs de Liga Endesa: 15.512. Por su parte, el Real Madrid iba a tratar de callar semejante caldera y volver a hacerse con el factor cancha.

El inicio de partido era de campeonato, de los que hacen afición. KIROLBET Baskonia comenzaba el partido muy intenso, sobre todo en defensa. Esta intensidad provocaba dos pérdidas casi consecutivas del Real Madrid. Además, para más inri, Baskonia aprovechaba las desventajas en altura, especialmente con Jaycee Carroll, que sufría con Jannis Timma. El conjunto baskonista estaba haciendo sufrir mucho al Madrid y hacía disfrutar a los suyos, como en el matazo de Vincent Poirier sobre el gigante Walter Tavares.

Con todo esto arrancaba el partido con un parcial de 8-0, pero enfrente estaba Carroll. El de Wyoming hacía las de desatascador con cinco puntos consecutivos. El partido estaba siendo poco menos que una batalla, especialmente en el poste. Por otra parte, Baskonia, repitiendo el inicio del segundo partido, con muchísimo acierto. Sin embargo, el tiempo muerto de Pablo Laso, como es habitual, supuso un punto de inflexión en el partido, que hizo que los suyos reaccionaran e hicieran un parcial de 2-10. El partido estaba siendo entretenidísimo, y nos íbamos al final del primer cuarto con el resultado de 24-20.

En el arranque del segundo cuarto, la defensa seguía siendo vital para los hombres de Pedro Martínez. A eso, había que añadirle que Baskonia se estaba comiendo al Madrid en el rebote, puesto que los blancos estaban sufriendo mucho. Tras la vorágine anotadora del primer cuarto, en el inicio del segundo estábamos viendo como el nivel anotador estaba disminuyendo. Las pizarras, como en toda final, estaban siendo muy importantes: en esta partida de ajedrez, le toca mover a Laso, que hacía flotar a Marcelinho Huertas tras los bloqueos, puesto que no estaba acertado. Esto estaba sembrando dudas en el base brasileño. Esto, sumado a la paciencia del Real Madrid, hacían que volvieran a acercarse en el marcador, pese a los bajos porcentajes desde el triple (4/13).

El que estaba haciendo magia sobre el majestuoso parqué del Buesa Arena estaba siendo Lucas Vildoza, que está a un nivel tremendo, y que se ponía con nueve puntos. Otro que tenía la varita entonada, por parte del Real Madrid, estaba siendo Trey Thompkins, que con tres trucos en forma de triple, se ponía también en nueve puntos. En el ocaso del segundo cuarto, por protestar, Facundo Campazzo recibía una falta técnica. Finalmente, para cerrar el cuarto, Jeffery Taylor y Rodrigue Beuabois se iban con triples consecutivos. Los dos jugadores dejaban el marcador con el resultado de 42-40.

Tras el tiempo de asueto, el tercer cuarto comenzaba con un Kirolbet Baskonia muy enchufado de nuevo. Especialmente enchufado arrancaba Rodrigue Beaubois, que ponía la máxima del partido (+9), con dos triples seguidos. Pero no todo iba a ser alegrías, puesto que la cayó la cuarta falta a Tornike Shengelia. Aunque esta cuarta falta no iba a tapar uno de los duelazos de la serie, que no iba a ser otro que el de Tavares contra Poirier.

Las fuerzas estaban igualadísimas y parecía que así iba a ser hasta el final (55-55). Pero, visto y no visto, el Baskonia bajó el nivel, tanto arriba como abajo. Por el contrario, el Real Madrid comenzaba a estar cómodo en el parqué y, además, se aupaba cinco arriba en el marcador. Sin embargo, esa ventaja quedaba en agua de borrajas tras el triple de Johannes Voigtmann, lo que dejaba el marcador al final del tercer cuarto el resultado de 63-65.

Todo por decidir en el último cuarto. Diez minutos para ver quien se quedaba a una victoria de la gloria. Este último cuarto comenzaba con un parcial muy serio de Baskonia, que volvía a darle la vuelta a la tortilla. El parcial obligaba a Pablo Laso a pedir tiempo muerto, puesto que amenazaba con romperse el partido. Para ello, además, recurría a su desatascador habitual: Jaycee Carroll. El bombardero blanco, por enésima vez, acercaba a los suyos a dos puntos. Esto llevaba también a que el Real Madrid subiera el nivel defensivo.

La alegría iba por barrios y más en este último cuarto. Ahora quien sufría era Kirolbet Baskonia, que se había desfondado. Los últimos minutos estuvieron dominados por el Real Madrid y un Baskonia que iba a remolque buscando la remontada. Sin embargo, en una de las últimas jugadas del partido, Baskonia tenía bola para igualar el choque, pero Shengelia se topó con un imperial Walter Tavares, que volvió a cerrar el aro. Mención especial para el caboverdiano, que se fue a la ducha con cinco tapones. Pese a intentarlo hasta el final, Baskonia no fue capaz de poner en peligro la victoria del Real Madrid. El resultado final del partido era 78-83. El cuarto partido, el martes a las 21:00 horas y esperamos que siga dejándonos otro partido para el recuerdo.

 

Luca Vildoza: 10 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 2 robos, 1 pérdida, 3 faltas, 4 faltas recibidas, 1-3 en dobles, 1-4 en triples y 5-6 en libres durante 22:4 minutos.

 

Patricio Garino: 2 puntos, 3 rebotes, 2 faltas, 1 falta recibida, 1-1 en dobles en 7:20 minutos.

 

Facundo Campazzo: 6 puntos, 1 rebote, 3 asistencias, 1 robo, 2 pérdidas, 3 faltas, 2 faltas recibidas, 2-2 en dobles, 0-1 en triples y 2-2 en libres en 8:7 minutos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com