El Fútbol

135

Resultados, el VAR y los negocios amenazan la pasión del fútbol. La tienen acorralada y generan polémicos comentarios. El cambio en la década actual ha sido muy fuerte.


Quedó instituido que aquel que no llega a la victoria, suele frustrarse como si lo único que sirve es no perder. No interesa la forma, sino el objetivo. Con este flamante método del VAR el árbitro pierde peso y suele su opinión ser decisiva para determinar goles,penales o posiciones adelantadas. Y como no ocurría años anteriores, el festejo depende de lo filmado. Y como resumen de este proceso, aparecen manejos turbios donde se cuestionan éxitos importantes. Con todo esto, el hincha (no el barra brava) sufre golpes, muy difíciles de sobrellevar.


Sin embargo sigue vigente el reconocimiento a grandes equipos (nadie discute el Santos de Pelé, el Ajax de Cruyff o el Barcelona de Guardiola) y a los jugadores que con su técnica manifiestan su categoría. .Como antes Di Stefano, Pelé o Beckenbauer; ayer, Maradona, Platini, Romario u hoy Messi o Cristiano Ronaldo.

Por eso la bandera del buen fútbol sigue adelante de todo. Luchando para demostrar que lo pueden atacar, pero sigue siendo el primero. Con grandes exponentes y con las jugadas capaces de generar un aplauso, una emoción y una vigencia.

Hemos dejado atrás otra semana llena de dudas. En este caso, el VAR hizo hincapié en el desquite de Palmeiras-River donde por vigencia u omisión resultó protagonista, desnaturalizando el juego, buscando justicia en algunos casos o pasando por alto acciones que también merecían atención.


Menos mal que uno recuerda una gambeta de Diego, un caño de Messi, la impronta de Bochini, el talento de Riquelme, el genio del «Beto» Alonso e inolvidables piruetas del «loco» Houseman, la dupla Brindisi-Maradona y la chilena de Enzo Francéscoli. El fútbol de siempre. De verdad.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com