El adiós a los toldos

122

Where: Monaco

When: 18 de Mayo

What: el gran premio

Who: los 16 pilotos que tomaron la largada

Luego de la excursión por la península ibérica, una quincena mas tarde la Formula 1 llegaba a la costa azul. Junto con los bólidos, los teams llevaban cajas repletas de alerones altísimos. Todo esto en pos de mejorar la transmisión de la potencia que erogaban los 3000 cm3 a las ruedas y por ende al piso. Ya en ese momento, el motor que ecualizaba costos y performances era el Cosworth, solo para ser rivalizado por 12 cilindros de los B.R.M, las Ferraris y un único Maserati.  

La CSI indecisa

Cuando todos los equipos ya habían desempacado y habían realizado su primera práctica, la CSI resolvió prohibir los toldos que se hallaban sujeto a las partes móviles de los autos, ya que no eran considerados partes de los mismos. Los nervios y las corridas se apoderaron de técnicos e ingenieros, ya que deberían “afeitar” a los vehículos de un momento al otro. Los cálculos aerodinámicos cambiarían radicalmente, como así el comportamiento de los monoplazas.  

Las protestas se generalizaron, y entre idas y vueltas, se logró conciliar en una solución de compromiso. Los aerofoils podrían utilizarse. Siempre y cuando fueran parte del auto. En otras palabras, se encontrasen unidos al chasis. Perfecto, todos casi contentos volvieron a sus tareas, prepara los autos y correr. Sin embargo estos lucían interesantes alerones delanteros pero solo algunos tímidas placas traseras.

Los Teams

El team Lotus no pudo presentar a su alineación oficial, ya que Jochen Rindt estaba fuera, debido a que se encontraba recuperándose de la quebradura de nariz sufrida en España. En su lugar se encontraba Richie Attwood.

Entre los otros usuarios de Cosworth, estaban los equipos McLaren con Bruce McLaren (ganador en 1962) y Dennis Hulme (ganador en 1967); Brabham pilotado por el mismísimo Jack Brabham (ganador en 1959) y la joven promesa Jacky Ickx y el francés Matra, cuyo celeste era defendido por Jackie Stewart (ganador en 1966) y J.P Beltoise.  

A estos teams oficiales le acompañaban el team Walker (Siffert – Lotus); Williams (Courage – Brabham) y Moser (Moser- Brabham). Todos estos eran equipos privados que pertenecian y competian en una F1 mas agreste.

Impulsado por los 12 cilindros ingleses (B.R.M), aparecían John Surtees y Jackie Oliver : mientras que el mexicano Pedro Rodriguez utilizaba la misma marca pero en forma privada.

Chris Amon era el hombre en que confiaba Ferrari, si bien su inscripción era en forma privada ya que el equipo de Maranello seguía lastimado por el accidente de Bandini de 1967.  El británico Vic Elford defendia los colores de Antique Automobiles que ponían en pista un Cooper Maserati de 12 cilindros

La Carrera

Esta se inició cuando un nuevo largador, Paul Frere dio la orden.  Frere tomaba la posta que por muchos años tuviera el héroe local, Louis Chiron. Las primeras vueltas vieron como el poleman, Jackie Stewart y Chris Amon (segundo en la grilla) partían como cohetes. Detrás Graham Hill, Jackie Ickx, Piers Courage y el resto.

Las Deserciones

Los líderes se escapaban del resto hasta que en la vuelta 19, la única Ferrari dijo basta con un diferencial roto. Sin este peligro, y habiendo acumulado una importante distancia sobre su inmediato perseguidor, Hill, el escoces aflojo el ritmo. Detrás del inglés del Lotus N 1, se lineaban Beltoise, Courage, Siffert y McLaren  (los seis que sumaban puntos). Dos vueltas después, el líder desertaba con el eje de transmisión roto; problema que obligaría a desertar al otro Matra casi al mismo tiempo. La última deserción se produciría en la vuelta 49 y la victima resultaría Jackie Ickx.

Los Resultados

Las cuadriculada caería sobre el Lotus de Graham Hill, indicando dos mojones que nadie hubiese pensado ese día, esta sería la quinta  victoria del inglés en el principado estableciendo un record que duraría hasta ser igualado por Ayrton Senna en 1992 y solo superado por el brasilero en 1993. (En el 2001 sería también igualado por Michael Schumacher). El podio lo completarían dos pilotos privados Piers Courage (Williams – Brabham/Cosworth) y Jo Siffert (Walker – Lotus/Cosworth).

Richie Attwood, Bruce McLaren, Dennis Hulme y Vic Elford serian quienes lograrían quedar clasificados tras las 80 vueltas.

La Fórmula Uno había llegado luciendo altos y orgullosos “parasoles” y dejaba las calles sin estos apéndices que, de esa forma, se iban para siempre. Los técnicos los bajarían, ensancharían y los llenarían de publicidad. Pero la tarde de ese domingo los botes de basura se llenarían de estos toldos metálicos.-  

Si les gusto este artículo, por favor denle un like a la página y los invito a seguir nuestro Facebook en www.facebook.com/edgardobergnewsbureau , nuestros twitters @BergEdgardo   y  @estefaniamdq  y disfrutar de nuestro programa gourmet CARS A LA CARTA los sábados de 13 a 14 hora argentina por LA RED 91.3 mdp y sus emisoras filiales 91.3 PINAMAR, 91.3 MIRAMAR  y 98.1 TANDIL  o en http://lared913.com.ar/#!/-vivo/. BON APPETIT!!!!!

Bibliografia: Rollo, Alex; The Monaco Grand Prix.  Published by Ian Allan Ltd. 1987




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com