Diario de un Marplatense en Rusia – Ultimo Reporte

864

Por Juan Lamacchia

La Final

Francia venció a Croacia por 4 a 2 en el partido que definió el campeonato y se consagró campeón por segunda vez en su historia y se suma a la línea de Argentina con dos títulos mundiales.

Moscú fue la sede de la final, en el Estadio Luzhnikí, con más de 70.000 espectadores. Francia llegaba como favorito, pero Croacia dispuesto a dar la sorpresa y tener su capítulo en los libros de la Copa del Mundo.

Durante las horas previas se podía ver que el público iba a estar repartido entre la gran cantidad de neutrales que asistirían y, obviamente, franceses y croatas. Éstos últimos en un número sumamente mayor con respecto a sus rivales. El ambiente fue agradable, se entiende que el cierre del torneo es una fiesta, llegue quien llegue. El show estuvo a cargo de Nicky Jam y Will Smith, acompañados de la figura del siempre divertido y jugador más sonriente, Ronaldinho. Sonaron los himnos, todos de pie, y los locales aprovecharon (como cada vez que pueden) la ocasión para entonar su grito de “Rusia, Rusia” y hacerles sentir a todo el mundo que ellos también estaban.

 

 

El partido comenzó parejo, un gol para cada uno en pocos minutos y un penal cobrado a instancias del VAR, como le gusta a Pitana, siendo protagonista acá también. Así, al entretiempo. Cualquiera podía ganar. Pero arrancó la parte complementaria y Francia fue el que salió decidido y terminó siendo mucho para Croacia, a pesar del error de Lloris que los metió un rato más en juego.
Suena el pitido final, los jugadores se abrazan, los hinchas festejan y hubo campeón. Por segunda vez en veinte años, y en toda su historia, Francia se llevaba el título más importante. Fue el mejor del torneo, nunca le pesó la chapa de candidato y lo demostró.
La lluvia tampoco se quiso perder el cierre. Mientras se armaba el escenario

comenzó a asomarse, y a medida que se entregaban los premios, ante la presencia de Putin, acechó cada vez más fuerte. Y en ese contexto, bajo un diluvio grandísimo, con los truenos que no permitían escuchar ni la voz del estadio ni su música, la más linda de todas las copas fue levantada por el capitán francés y dió por terminado el Mundial de Rusia 2018. Un anfitrión totalmente a la altura de la circunstancia. Ahora, a esperar cuatro años más para trabajar en este largo camino que nos permita volver a disfrutar del torneo más lindo del mundo.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com