Del Potro no pudo concluir en un día su duelo con Simon

161

El último pase a los cuartos de final de Wimbledon está que arde. Cuando habían transcurrido tres horas y 17 minutos de partido, Juan Martín Del Potro y Gilles Simon suspendieron y deberán de volver durante la jornada de mañana a la pista para determinar el desenlace del envite. El argentino dominaba por 7-6(1), 7-6(5), 5-7 cuando por falta de luz, decidieron parar la cita.

Muchísima batalla en pista y detalles que podían ser considerables a la hora del transcurso. La igualdad era real en todo momento. Durante el primer parcial, ninguno consiguió gozar de la sabrosa opción de la rotura de servicio. Había lucha desde el fondo y Simon estaba mostrando un juego de alto nivel. Por momentos, era agresivo y también estaba cosechando winners. Del Potro, también caminaba con buena intensidad.

Alcanzaron el Tie-Break durante una manga que se acercaba a la hora de juego. Allí, hubo un punto clave. Una bola que había tocado línea fue reclamada por el galo pensando que se había marchado pero el ojo de halcón dio el punto al argentino. Aquel instante, descentró a Gilles y la muerte súbita fue clara para Juan Martín. Aun así quedaban muchas cosas por dirimirse ya que se trataba únicamente del primer asalto.

El francés no perdió intensidad y su posición psicológica continuaba siendo la misma que la del principio. Encontró petróleo siendo el primero en quebrar pero recibió el contrabreak con Del Potro continuando enchufado y concentrado. Emplean dos juegos muy diferentes pero ambos tenían claro que había que batallar con uñas y dientes. No importaba el dolor y la faceta mental iba a ser muy importante; el argentino, tenía delante a uno de los planificadores más perfectos del circuito.

El quinto cabeza de serie del cuadro, consiguió cerrar el set a la séptima opción que tuvo y nuevamente se impuso en aquellos momentos de alto voltaje. El triunfo para el argentino estaba mucho más cerca pero la sensación que daba el francés era que no estaba muerto. Continuaba luchando y nuevamente quebró el saque de Juan Martín para intentar abrir diferencias.

Al igual que en el set pasado fue quebrado y el hombre que iba por delante en el electrónico con dos parciales arriba, consiguió el equilibrio. Sin embargo el desenlace no marchó por el mismo recorrido que minutos anteriores. El tenista galo lo siguió intentando sin perder confianza en sí mismo y se llevó la tercera manga para recortar diferencias. Tras lograrlo, los organizadores decidieron que abandonaran la pista para que el partido se reanudara mañana. El tícket para los cuartos de final está que arde y veremos cómo acuden de nuevo con el 2-1.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com