De Malvinas al Coronavirus

268

DE 1982 a hoy. De Malvinas al Coronavirus. Dos momentos muy especiales en la vida de los argentinos. Duros, dificiles, tristemente inolvidables.  Aquello llegó en un momento de Mundial. Argentina defendia en España su condición de campeón. Viajó contra todo pronostico  y al pisar tierra de Alicante, las noticias de la televisión de la tierra iberica certificaban que la guerra había terminado . Que la derrota era irremediable. Un panorama muy distinto al que teniamos al partir donde se hablaba de combate pleno y grandes perspectivas.

Al cumplirse 38 años de ese episodio, no podemos olvidar que en Buenos Aires, en plena lucha belica , jugaban Boca y River en la «bombonera» mientras llegaban noticias de Puerto Stanley. Y que muchos hablaban de instalarse en Malvinas con sus negocios pero no dejaban de disfrutar del fin de semana  en tanto  muchos jovenes arriesgaban su vida en una guerra insolita.Y en el Mundial todo fue muy duro. El equipo , con Maradona, Kempes, Ramón Díaz, Passarella, Fillol y Cía, saltó a la cancha sabiendo que todo estaba perdido. Porque vieron las imagenes de nuestros soldados vencidos y cuerpo a tierra con los fusiles de los ingleses custodiandolos.

Los días de competencia consolidaron una muerte prevista. La derrota con Belgica fue un alerta. Las caídas con Italia y Brasil la rubrica para  ser eliminados. Todo fue muy extraño. Como la  presencia en Plaza de Mayo para respaldar a Leopoldo Galtieri en una actitud que los argentinos tienen como uno de los errores más notables de la historia.

Malvinas nos golpeó tremendamente y además abrió una herida imposible de cerrar. Fue hace mucho tiempo pero esta muy  presente en todos. Principalmente hoy, 2   de abril.Cuesta creer que se haya asistido a un Mundial en plena guerra. En especial con el impacto que nos causó llegar a la cita y ver la realidad: no había chances. Todo estaba perdido. Golpe que afectó y deterioró la moral del plantel. Seguramente alguna decisión política generó la decisión de no faltar  en caracter de campeón.  Quedo el recuerdo de un gran partido ante Hungria (4-1) y un dolor inocultable.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com