De Alvarado a Trama

38

Leonardo Alvarado, habitual suplente, tuvo su momento de gloría y le dio a Circulo Deportivo el ascenso al Federal «A». En ese momento aparecieron nombres y momentos inolvidables del cuadro de Otamendi.

Aquél equipo del sesenta con el «Chango» Fernando Gianserra, un eje medio de jerarquía como el platense Walter Garcerón y delanteros queribles como Juancito Chena, el «flaco» Otegui, Freijo, sin olvidarnos de un medio como Carrouthers y un puntero como Zelada.

Pero cuando se hablaba de los «paperos» tenía que hacerse  una pausa , ponerse de píe, y hablar de un hombre que era sinonimo de ese club: Trama. Luego su hijo, digno heredero, fue fámoso como futbolista y en el nombre de Guillermo estaba explicito el de Circulo. Fue campeón en Rosario Central con don Ángel Tulio Zoff y en Estudiantes, primero con Carlos Salvador Bilardo y luego con Eduardo Luján Manera. Pero su salida de la ciudad fue para vestir  la casaca de Ferro y más tarde la de Racing.

En el proceso de oro tampoco podemos omitir a Carlitos Martinoli, hoy en Estados Unidos, al «Paisano» Bustos, campeón con la selección de Mar del Plata en 1970, y junto a él un arquero que comenzó en Otamendi: Jorge Videla, posteriormente contratado por San Lorenzo y compañero de Bustos en el equipo que obtuvo el Campeonato Argentino por la ciudad.Esa marcha ,de menor a mayor, tuvo su punto máximo cuando participó en los campeonatos nacionales de fútbol.

En 1977 y 1985, con el empuje y la fuerza de un joven directivo como era Martino y el talento de Oscar Maldonado en la cancha.Y otro aporte dorado  fue el de Carlitos Montenegro, tanto de jugador como de técnico.

Siempre en el  campo de juego de su localidad. En un reducto histórico y no muy accesible. Pero viajar hasta Comandante Nicanor Otamendi era una sana costumbre de época. Para todos siempre fue el Circulo de los Trama.  Desde sus comienzos, en 1921 en la Liga de General Alvarado, hasta su incorporación a General Pueyrredón, el «rojiverde» identificó a un sector netamente relacionado con el comercio de la Papa, y hoy nuevamente grita su felicidad gracias al fútbol. Con otros apellidos, pero con la misma pasión.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com