Con la Boca llena de Gol

164

Superliga – Fecha 6 – Buenos Aires

Por Juan Carlos Morales –  Rver Clásico: 2 – 0

No hubo discusiones en torno al funcionamiento. El ganador se manejó como equipo, cohesión que al cuadro de Guillermo Barros Schelotto  le faltó en gran parte del juego. El clásico fue de River (2-0) pero Boca reclamó tres penales en los primeros diez minutos del complemento, cuando estaba un gol abajo. Uno en perjuicio de Benedetto, otro por mano de Ponzio ante remate de Tevez y el restante por una falta de Casco sobre Pavón. Todos los negó el arbitro Vigliano como uno posterior de Cardona a Scocco. Este y el de  Casco nos parecieron merecedores de sanción como algunas tarjetas que fueron amarillas y merecian roja (recordar una codazo de Cardona en el cierre del primer tiempo ). En un trámite intenso y duro, el “millonario” mostró un mejor nivel general y convirtió dos golazos.
El primero de Gonzalo Martínez ( la tomó como venia ante un rechazo rebotado de Mas frente a Palacios) y el segundo de Ignacio Scocco cuando lo clavó en un angulo desde una posición oblicua por la derecha del área por pase de Borré previa brillante cesión del colombiano Quintero. La mayor diferencia se advirtió en los 45 minutos iniciales cuando el cuadro visitante manejó con criterio la pelota , aisló a los puntas rivales de su medio campo, obligó siempre con la presión ante la salida “auriazul” , estableció la primera ventaja y sentenció superioridad.
En el primer cuarto de hora, con un gran trabajo de Martínez (rubricado con una volea que terminó en la red), River fue más. La lesión del volante  generó un cambio inesperado pero necesario. Pero quedó claro que Boca se sentía incomodo e incomunicado. Extrañó a Pablo Pérez en el medio y con el ingreso de Cardona por Jara recuperó tenencia . En ese pasaje del juego fue notoria la diferencia tactica entre los dos. Y en ese aspecto, Gallardo le ganó a su colega.
En la etapa complementaria, cambiaron las actitudes. El perdedor asumió claramente la iniciativa, generó   maniobras de riesgo sobre Armani y   la banda roja perdió dominio de balón y se alejó de Rossi.  Sin embargo, el entrenador “rojiblanco” se dio cuenta de la necesidad de variantes y con Zuculini por Enzo Pérez(agotado) y Scocco por Pratto, encontró respuestas. El ex Racing se hizo fuerte en el medio  y el punta demostró sus recursos con un gol espectacular y decisivo.
Así la multitud que vino por una fiesta a la “bombonera” se encontró con un 0-2 lapidario. Luego de la nueva conquista, ya no hubo equivalencias.  Y el clásico concluyó con un River equipo que mostró caracter, temperamento y celebró un éxito donde hubo varias figuras de gran nivel. Mientras estuvo en cancha, brilló Martínez, reiteró su solvencia el golero Armani, tuvo  personalidad Palacio y el resto también se desempeñó con muy buen nivel . De allí la solidez de los cuatro del fondo, un medio campo criterioso y puntas con entrega y gol. En sintesis, en la distancia de rendimiento se explica en parte el tanteador.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com