Aumenta la cifra de muertos en la frontera de Gaza

126

Se espera otro día de protestas luego de que este lunes se inaugurara la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Los hospitales de Gaza no dan abasto y algunos heridos son enviados a sus casas por falta de camas y medicinas. Ocho menores murieron en los enfrentamientos, entre ellos una bebé de ocho meses. El Ministerio de Salud palestino indica que la bebé murió asfixiada por los gases lacrimógenos. Tanto palestinos como israelíes responsabilizan al otro por estos hechos de violencia.

La controvertida apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén se enmarcó en una de las jornadas más sangrientas de los últimos años en la Franja de Gaza, en la que unos 58 palestinos murieron abatidos a tiros por los soldados de Israel y alrededor de 2.800 resultaron heridos, según fuentes palestinas. Las imágenes de la ceremonia de la apertura de la embajada quedaron así irremediablemente mezcladas con las brutales secuencias que llegaban de la cerca fronteriza entre Gaza e Israel y de los hospitales palestinos. Israel aparece más aislada internacionalmente que ayer. La estrategia confrontativa de Trump y su aliado el primer ministro Benjamin Netanyahu provoca grandes dudas en Israel, además de una ola de condenas internacional.

Coincidiendo con el 70 aniversario de la fundación de Israel, Estados Unidos hizo efectivo el traslado de su embajada, hasta ahora en Tel Aviv, a Jerusalén, en un acto que cristalizó el reconocimiento de esta ciudad como capital del Estado judío. “Hoy inauguramos oficialmente la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. ¡Felicitaciones!”, dijo Trump en un mensaje en video transmitido durante la ceremonia en el edificio en el que funcionaba hasta ahora el consulado.Trump reafirmó su decisión de reconocer Jerusalén como “verdadera capital, que el pueblo judío estableció en la Antigüedad. Israel es una nación soberana que tiene derecho a determinar por sí misma su capital”, dijo el estadounidense. Por su parte, Netanyahu saludó el “momento histórico” de la apertura de la embajada y alabó el “coraje” de Trump. “No tenemos mejores amigos en el mundo”, dijo durante la ceremonia, en la que Estados Unidos estuvo representado por su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la hija del presidente, Ivanka Trump, junto con su esposo y asesor del mandatario, Jared Kushner.

Los palestinos reclaman la parte oriental de la ciudad, ocupada en 1967 y anexada por Israel, como capital de su futuro Estado independiente. En ese sector se halla el Casco Histórico, lo que ha desatado la puja por su posesión.

La apertura de la embajada fue la chispa que provocó el estallido en la frontera con la Franja de Gaza, bajo control del grupo extremista islámico Hamas. Unos 40 mil palestinos se dirigieron a la cerca fronteriza para protestar contra la medida, a lo que sumaron reclamos históricos, como el derecho al retorno a Israel de descendientes de los expulsados hace 70 años.

La cifra de muertos y heridos, la mitad por disparos, fue proporcionada por el Ministerio de Salud de Gaza e hizo de la jornada la más sangrienta en la región desde la Guerra de Gaza de 2014. No había anoche cifras oficiales de Israel.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, llamó a tres días de luto y a una huelga general. El ministro de Sanidad palestino, Yawad Awad, acusó a Israel de cometer “una masacre contra manifestantes desarmados”.

Israel acusó a Hamas, que tiene un control absoluto de Gaza, de aprovechar las protestas para cometer atentados. El ejército israelí denunció una “violencia sin precedentes” y aseguró que tres células terroristas intentaron atacar a los soldados. Se lanzaron además bombas molotov, explosivos y cometas incendiarios contra el lado israelí. Incluso hubo intentos de secuestrar a soldados, según el portavoz militar Ronen Manelis.

Unas 40.000 personas se concentraron en 12 puntos a lo largo de la cerca fronteriza entre Israel y Gaza, con la intención de intentar traspasarla. “Nadie ha conseguido cruzar la frontera”, destacó el portavoz israelí. Jóvenes incendiaron neumáticos mientras los autobuses recogían gente en la calle para acudir a las protestas. Desde los altavoces de las mezquitas se llamaba también a sumarse a las acciones. Israel acusó a Hamas de pagar o presionar a los palestinos para participar de las protestas. La aviación israelí atacó puestos de Hamas en respuesta a disparos contra sus soldados. El diario Haartez escribió en un texto titulado “Un predecible desastre en Gaza”, que “Israel no movió un dedo para prevenir los letales choques”, cuando “Hamas se había estado preparando durante meses para atacar la cerca, sabiendo que esto podría producir decenas de muertos”, tal como ocurrió.

El Congreso estadounidense había aprobado en 1995 una ley que ordena el traslado de la embajada a Jerusalén, pero todos los presidentes hasta ahora habían suspendido su aplicación. Guatemala inaugurará mañana su legación diplomática en Jerusalén y Paraguay hará lo propio la próxima semana. Honduras podría seguir los mismos pasos.

Israel no actuó para prevenir la violencia pese a saber que Hamas preparó la jornada.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com