Argentinos Juniors a 35 años de su gran noche

81

Fue en octubre de 1985. Pero todo su proceso estuvo potenciado por el estilo de juego y el hecho de ser un equipo de los denominados “chicos”. Cuna de grandes, empezando por Diego Armando Maradona, redondeó esa temporada un rendimiento magnifico. Se coronó campeón de América y unos meses después protagonizó una maravillosa final intercontinental, en Tokio, con la Juventus de Michel Platini, que no obstante perder por penales dejó el sello de una forma de interpretar el fútbol con gran clase, liderados por un joven y talentoso Claudio Borghi.

La empresa no fue fácil. Debió superar al Ferro de Griguol, al campeonísimo Independiente de Avellaneda, a los brasileños Vasco Da Gama y Fluminense ( gran victoria en el Maracaná 1-0, gol de Lemme) y en tres duros cotejos se consagró ante el América de Cali. Ganó de local (1-0 en el Monumental), perdió en Colombia 1-0 y se impuso en Paraguay por penales, conquista de Videla y atajada de Vidallé.

Siempre se fundamentó en un sentido ofensivo y aquél equipo dirigido por José Yudica mantenía la impronta del orientado por Roberto Marcos Saporiti el año anterior. Formación inolvidable (Vidallé, Villalba, Pavoni, Olguín, Domenech; Videla, Batista, Commisso, Castro, Borghi y Ereros). Aunque en el match decisivo en el Defensores del Chaco, aparecieron otros nombres: Pellegrini, Mayor, Lemme y Corsi.

Un detalle no menor fue la decisión de viajar junto al América de Cali a Asunción. En principio los dirigentes colombianos habían arreglado trasladarse por la compañía de su país a a la capital paraguaya mientras Argentinos debía ir a Buenos Aires y de allí tomar otro vuelo  a la ciudad guaraní. Una intensa gestión del agente de viajes Roberto Petti concluyó con la decisión de hacerlo todos juntos por Avianca ya que mediaban solo 48 horas del desquite a la finalísima.

En la previa a la consagración , el entrenador decidió reemplazar al ausente Castro por Olguín (se desempeñaría en medio campo) y este reclamó por entender que le correspondía la opción a Juan José López. Al final aceptó pero se vivieron horas de incertidumbre. Con ese clima (tampoco fue de la partida Ereros), se llegó al partido de la Copa. Tras empatar 1-1 en los noventa, vino el alargue y luego los penales donde Vidallé controló el tiro de Anthony de Avila y Hernán Videla anotó el 5-4 que derivó en el festejo y la vuelta olímpica.

En el vencido, se desempeñaban los argentinos Julio César Falcioni y Ricardo Gareca y su figura principal era Willington Ortiz.

El paso fundamental de Argentinos Juniors fue entre el 17 y el 24 de octubre de 1985 y en el recuerdo queda su manera de interpretar el juego. Buen manejo de pelota, punteros bien abiertos y desequilibrantes y el talento de Borghi, posteriormente transferido a Italia.

CAMPAÑA

  • Ferro 0 – 1 AAJJ (25-7-85)
  • Vasco Da Gama 1 – 2 AAJJ (2-8-85)
  • Fluminense 0 – 1 AAJJ (5-8-85)
  • AAJJ 2 – 2 Vasco Da Gama (9-8-85)
  • AAJJ 3 – 1 Ferro (15-8-85)
  • AAJJ 1 – 0 Fluminense (23-8-85)
  • AAJJ 3 – 1 a Ferro (Desempate Grupo 1)
  • AAJJ 2 – 2 Independiente (Semifinal Ida 16-9-85)
  • Independiente 1 – 2 AAJJ (Semifinal Vuelta 10-10-85)
  • Blooming de Bolivia 1 – 1 AAJJ (Semifinal ida 19-9-85)
  • AAJJ 1 – 0 Blooming (Semifinal Vuelta 1-10-85)
  • AAJJ 1 – 0 América de Cali (Final Ida, gol de Commisso de cabeza, 17-10-85)
  • América de Cali 1 – 0 AAJJ (Final Vuelta, 22-10-85)
  • AAJJ 1(5) – 1(4) América de Cali (Final Tercer Partido, tanto de Commisso, en Paraguay). Los penales decisivos fueron convertidos por Olguín, Batista, Pavoni, Borghi y Videla.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com