Argentina, Tercera y En Deuda

54

CONMEBOL – Copa América – Tercer Puesto – San Pablo, Brasil

Argentina no logró su objetivo en la Copa América pero sí  el consuelo del tercer lugar, luego de superar merecidamente al último campeón,Chile , por dos a uno con goles de las dos figuras principales del partido:Dybala y Agüero, inesperadamente reemplazados en el tramo final del encuentro. La nota del cotejo, fue la expulsión de Messi (37 minutos de acción) junto a Gary Medel,después de una intempestiva y absurda reacción del ex jugador de Boca, actualmente en el Besiktas de Turquía. Allí también se advirtieron más claramente los errores del arbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar. Desde ese momento el encuentro se tornó violento y más pasional que técnico. No obstante siempre la escuadra «albiceleste» mostró mejor manejo y en base al gran trabajo de los dos puntas , respaldados por Lo Celso y Paredes controló el trámite.

La diferencia  del ganador se concretó en los primeros veinte minutos. El tanto inicial, producto de un tiro libre ejecutado con rapidez por Messi para dejarlo solo a Agüero ,quien sometió  al arquero Arias y el otro, convertido por Dybala a pase exacto de Lo Celso. En ambos casos con pases al vacio y profundos al costado izquierdo del área.Cuando todo parecía indicar que no tendría inconvenientes el cuadro de Scaloni, aun sin Messi, por indicación del VAR  vino un penal -falta de Lo Celso- que le permitió a los trasandinos,vía Vidal, achicar el resultado en contra. Sin embargo en la media hora que quedaba, no hubo riesgos para Armani y sí varias llegadas con olor a gol de la Argentina que despilfarró ocasiones muy propicias en los pies del temible Agüero.

A esa altura ya estaba en cancha Di María , de buen rendimiento aunque ingresó por alguien que se destacaba y no debió salir:Dybala.Con las deficiencias de los arbitrajes  y el VAR acabó para la formación de la A.F.A. esta nueva edición de la Copa América, donde más allá del exito de hoy, no se pueden obviar ciertas incongruencias que dejaron al descubierto peligrosas limitaciones. Al menos quedó como cierre una mejor imagen, con mayor solvencia a la hora de jugar la pelota y una prueba para el cuerpo técnico que Paulo Dybala es demasiado jugador para quedar tanto tiempo en el banco.

Lo que es indudable es que se perdió otra oportunidad para recuperar la fe en el equipo. El tercer puesto es poco y si bien se vio perjudicado por los jueces en el cruce con Brasil, uno pide un desempeño mejor  para la plena utilización de hombres claves como Lionel Messi.La deuda de 26 años sin vueltas olímpicas no fue saldada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com