Aquellas 19 funciones de Gardel en Mar del Plata

323

En el verano del 30, Carlos Gardel cantó 19 veces en el escenario más importante de Mar del Plata: el Teatro Odeón, joya arquitectónica que brillaba en Entre Ríos casi Rivadavia desde 1910. “El Zorzal” tenía 39 años y era un artista en apogeo que ostentaba éxitos discográficos y un estelar paso por Europa. Luego vendría la experiencia cinematográfica que coronó su fama.


Gardel se presentó entre el viernes 7 y el domingo 16 de febrero de 1930 junto a los guitarristas José María Aguilar (“El Indio”) y Guillermo Barbieri. Al mes siguiente se sumaría a la formación Angel Domingo Riverol. Los tres, junto a Alfredo Le Pera, acompañaban a Gardel cuando en 1935 abordó su último avión en Medellín. Sólo Aguilar sobrevivió a las llamas.

El Odeón albergó aquel verano de 1930 a figuras descollantes. Antiguas crónicas nos recuerdan que antes de Gardel “la cancionista nacional Mercedes Simone acompañada de los reputados guitarristas Rodríguez y Orlando” realizó varias actuaciones junto a una compañía de varietés. Y después de Gardel, ese escenario vibró con Berta Singerman, que conmovía a los argentinos poniéndole voz y expresión a la obra de poetas célebres, desde Darío a Carriego.

El 6 de febrero, La Capital anunciaba con un titular destacado: “Carlos Gardel se presenta mañana en la sala del Odeón”. E informaba: “Esta temporada, que no ha sido muy pródiga en estrenos teatrales ni en presentaciones de buenas figuras, nos dará en retribución de lo poco, dos intérpretes destacados en el género que cultivan. Son ellos Berta Singerman cuya presentación se anuncia en la sala del Odeón para dentro de breve plazo y Carlos Gardel que debuta en el mismo teatro mañana a la noche”.

El día de su debut Gardel dio una sola función a las 22.30, pero en las nueve jornadas siguientes ofreció dos, a las 22 y 23.30 respectivamente. Cada presentación era precedida por la proyección de cortometrajes, en su mayoría de la Metro Goldwin Mayer.

El menú cinematográfico fue variando a lo largo de esos diez días, según consta en los anuncios que diariamente publicó La Capital. Aparecen en ellos los títulos de los filmes y los horarios, tanto de las proyecciones como de las actuaciones de Gardel, junto a comentarios sobre la numerosa concurrencia –el Odeón tenía 440 butacas- y el entusiasmo que el cantor despertaba en el público. Sin dudas, la más elocuente corresponde al día del debut cuando “lo obligaron a salir a escena repetidas veces”

Lamentablemente, los cronistas de la época guardaron para sí infinidad de detalles que hoy desearíamos conocer. De hecho, en todos los artículos se reitera que Gardel llegó a Mar del Plata con “su nuevo y selecto repertorio”, sin ofrecer más precisiones.

El legendario Odeón sobrevivió dos décadas a Gardel, hasta que las llamas se lo llevaron el 4 de enero de 1955. Otro teatro -el Enrique Carreras- señala el sitio exacto donde hace casi 89 años “El Zorzal” le puso su voz a diez noches de verano.-

Nota extraía del Facebook de Gustavo Visciarelli




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com