Amar(se) y querer(se) en tiempos virtuales

106

Los cambios de época marcan diferencias en todas las aristas de la vida. El amor y la tecnología es una de ellas. Atrás quedaron los tiempos donde se enviaban cartas, se llamaba por un teléfono fijo o se iba a buscar a la casa a esa persona a la que querías conocer para proponerle una salida.

En nuestra actual sociedad, fóbica de la soledad, cuna del materialismo, de lo superficial e instantáneo y del aburrimiento rápido, la tecnología y en consecuencia las aplicaciones “cayeron en nuestras manos” de manera excelente.


El psicólogo y director de “Clínica de familia”, Fabián Melamed, escribió el artículo “Amores virtuales: la ‘nueva solución’ a la soledad” en el cual nos basaremos para explicar y analizar dicho tema.

¿Realmente las aplicaciones, redes sociales e internet representan nuestra vida tal cual es? Usemos esa pregunta como disparador.

Melamed destacó en su escrito: “Se sabe, las redes sociales en la actualidad, son una puerta abierta hacia encuentros que prometen, al menos, la posibilidad de llenar el vacío interior, la soledad y el desencuentro. Una foto, una serie de fotos, unas frases y algunos gestos definen un superficial perfil, que incita a comunicaciones entre desconocidos que ignoran tal condición por el solo hecho de hablar tras un teclado. Se instalan deseos que luego se vuelcan en encuentros interpersonales a los que asiste finalmente el desencanto y arrecia la soledad imperativa. En los tiempos de la comunicación, la soledad sigue siendo la ganadora en los desencuentros que intentan vanamente postergar la sensación del aislamiento emocional.”

El amor es el principal involucrado en este tipo de asuntos. Porque todo lo que se encuentra a nuestro alrededor esta predeterminado y si no es de esa manera, no esta bien, no es normal. “Si no te muestras en las redes quedas fuera del circulo social” “Si no encontras un amor te falta algo” “Si no chateas con alguien, no te quiere nadie” “Si no tenés muchos ‘me gusta’ no sos tan importante” y así la lista puede ser infinita.

Desde el artículo también se usaron preguntas como disparador para reflexionar sobre nuestro rol en esta sociedad tan “tecnologizada”, ellas son: “¿Por qué tal fobia a la soledad? ¿Qué se ha intentado construyendo esta moderna representación social de la pareja y del amor, que lleva tan desesperadamente a buscar la solución a viejos problemas personales e incluso tan típicamente humanos como el tedio vital o a el vacío existencial en la concreción de una relación de pareja que defina un bienestar nuevo y duradero? ¿Qué se intenta completar en la pareja que de por sí no es fácil hallar como experiencia humana y menos aún en contextos de superficialidad y relaciones dominadas por las distancias, las pantallas y algunas teclas? amores virtuales.”

PARA LEER EL ARTICULO COMPLETO, CLICK AQUÍ




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com