Abierto de Australia: 47 tenistas en cuarentena por casos de Covid-19

111

El arribo de los tenistas a Australia con la misión de disputar el primer Grand Slam de la temporada, más una serie de torneos previos, no resultó lo esperado: al menos 47 jugadores fueron enviados a estar en cuarentena por casos de coronavirus en dos vuelos hacia Melbourne.

Los positivos se detectaron en aviones charters que partieron desde Los Angeles y Abu Dhabi hacia la sede del Abierto australiano. Con esto, todos los jugadores deberán estar 14 días en los hoteles y no podrán entrenarse fuera de las habitaciones.

Hay dos argentinos que ya lo están padeciendo: Guido Pella y Juan Ignacio Londero. El escenario es cuesta arriba y ya se evalúa retrasar el comienzo de los torneos. El revuelo, claro, es enorme.

Guido Pella

Será un Abierto de Australia inédito, fuera de lo común. Para facilitar la logística de viaje de los tenistas durante la pandemia, Tennis Australia había contratado 15 vuelos para llevar a los jugadores desde las primeras paradas del año (Antalya, en Turquía, y Delray Beach, en Estados Unidos), así como de puntos estratégicos como Abu Dhabi (Emiratos Árabes) y Los Ángeles (Estados Unidos).

Otros, por supuesto, fueron arribando desde Doha, donde se jugó la qualy. Pues bien, se encontraron tres positivos en dos vuelos procedentes de Abu Dhabi y Los Ángeles. Los infectados no son jugadores, sino un miembro de la tripulación y otra persona relacionada con la organización del torneo. Pero todos los pasajeros fueron considerados como «contactos estrechos» por las autoridades australianas. Y por la cuarentena, no podrán salir de sus habitaciones a entrenarse.

Dada la cantidad de extranjeros que arribarán, las autoridades de Victoria fueron muy rigurosos y estrictos respecto del comportamiento y las actividades que podrán o no llevar a cabo los deportistas. Una infracción y deberán enfrentar multas de 20.000 dólares australianos, sanciones penales y deportación. Además, según varios medios de prensa australianos, se instalaron alarmas en las salidas de emergencia de los hoteles de los tenistas para que ninguno de ellos pueda marcharse sin permiso.

Australia hizo buen trabajo para contener al coronavirus y registró 909 muertes a causa de la enfermedad a nivel nacional. El estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, tuvo 810 de esos fallecimientos durante la letal segunda ola del virus ocurrida hace tres meses, la cual provocó toques de queda y confinamientos en la ciudad.

Juan Ignacio Londero



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com