53 Años después

167

Se  cumpliran esta temporada, 53 años  del primer partido profesional entre un equipo marplatense y uno directamente afiliado a la A.F.A. Hubo un ciclo de 18 años de Nacional y otro con certamenes profesionales , entre los cuales  figuraron distintos cuadros de la ciudad. Desde San Lorenzo, a partir del lejano 1967, hasta el actual Aldosivi, pasando por Kimberley (el del inolvidable 5-0 a Independiente de Avellaneda), Alvarado (que goleó a San Lorenzo de Almagro en el desaparecido Gasómetro) y Circulo Deportivo.

Hubo algunos momentos muy particulares, como los dos triunfos de los portuarios sobre Boca en la «bombonera» o el 1-1 inaugural de los «rojinegros» con Racing, flamante campeón de América, en Avellaneda.

Muchos recuerdos, nombres imperecederos y dos escenarios: el recordado Estadio General San Martín y el actual José María Minella, vulgarmente conocido como el «Mundialista». En esta cancha, uno de los exitos más impactantes fue aquél 2-1 de Kimberley (dirigido por Carlos Timoteo Griguol) ante el  River de Labruna en 1979. Facil es deducir la utilidad de ambos. Uno se extendió hasta comienzos de los noventa, el otro se inició en 1978 luego del certamen organizado por la FIFA.

Cuando haciamos mención al 5-0 de 1970 que los «verdiblancos» obsequiaron  a los campeones de América , siempre me recordaba el lateral derecho de los «rojos», Eduardo Commisso, radicado en nuestra ciudad, que ya lo tenían cansado con la pregunta sobre ese partido. Tanto los aficionados como el periodismo. Es que ese marcador quedó entre los grandes trofeos de la historia del fútbol  del balneario.

Nombres inolvidables jalonaron distintos periodos. Desde la pegada de Ludovico Avio, pasando por los goles del «Colorado» Eresuma, la creatividad y juego de José Malleo y Jorge Davino, la inteligencia de Osvaldo Mosconi, la categoria de Juan Domingo Loyola, el mensaje de Francisco «Manija» Mustico, la nobleza y multiplicidad de Edelmiro Mascareño, la astucia del «negrito» Jorge Maldonado y más recientemente los nombres del «Tiburón» como sus cotizados atacantes «Pepe» Sand, Roger Martínez, Rosales, Pisano y Chavez.

Pero a la hora de evocar, nadie podrá omitir aquel gol de Modesto Benítez, cuando imprevistamente San Lorenzo empató con la «academia» de José que revolucionaba el fútbol nacional.El cordobés fue , además, uno de los grandes interpretes del juego.

Y a la lista, le podemos sumar a muchos más. Como Jorgito Gaspari (ídolo en  Quilmes de AFA); Guillermo Trama, campeón con Estudiantes y  Rosario Central; Sergio Elio Fortunato, goleador en Quilmes, Racing y Estudiantes; Eduardo Marasco, figura en Gimnasia y Unión; Raúl Longhi, 45 años en España, donde de jugador pasó a técnico; Jorge Santecchia, su destino fue Belgica, previo paso por Estudiantes; el extremo izquierdo Carlos Miori, muy querido en Ecuador, como figura del Emelec;  Daniel Sancisi, que recalo en Colombia, habiendose lucido también en Cipolletti, y muchos más.

El impacto de la llegada de los duelos profesionales resultó increible. No habrá forma de emularlo. Fue un cambio absoluto. De los duelos locales se pasó a disfrutar de protagonistas que solo se escuchaban por radio o se veian esporadicamente por televisión. Esa euforia desbordante. Esa ansiedad inocultable dio paso luego a la intrascendencia , en tanto en época de Nacional el afan por ganar el campeonato local (llave para ingresar a los certamenes deA.F.A.) generó excesos , descontrol y en definitiva, por un lado se perdió el sabor del deporte y por otro el publico se volcó a otras manifestaciones, como el Basquetbol, ante la falta de respuesta en el terreno del fútbol (Mar del Plata ya había perdido su lugar). El baloncesto era la otra cara. Grandes equipos (Peñarol y Quilmes)  y una plaza que se transformaba en potencia. Aunque ahora nuevamente Aldosivi pase a ser la maxima expresión deportiva.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com