Ya hay ansiedad en Alvarado por el debut del sábado

15
Es una semana distinta. Ya se nota en el ambiente, en el clima que rodea al club, en los gestos de los jugadores, que empiezan a sentir la ansiedad que genera todo debut y mucho más si es en condición de local. De eso se encargan Mauricio Giganti y su cuerpo técnico, que no dejan detalles librados al azar y que trabajan de manera incansable para que todo salga de acuerdo a lo planeado. El domingo a las 16, en el José María Minella, será el reencuentro de Alvarado con su gente en el inicio de una nueva temporada del Torneo Federal A, recibiendo a Deportivo Roca de Río Negro, por la primera fecha de la Zona 1.
Después de tener que entrenar lunes y martes bajo techo por el estado del campo de juego, este miércoles el plantel se trasladó en doble turno a la Villa Deportiva, para trabajar ya pensando en el primer rival. Como siempre, la parte inicial de la práctica estuvo a cargo del preparador físico Mauricio Álvarez y luego pasaron a manos de Giganti y Cristian Suárez, que hicieron hincapié en aspectos técnico-tácticos.
Por la mañana, tras algunos ejerecicios en el gimnasio y una buena entrada en calor, se diagramó un trabajo en el que se focalizó en la entrega de la pelota, para que el equipo encuentre la precisión necesita para jugar de la manera que pretende el entrenador. Para finalizar, hicieron ejercicios de desmarque. Por la tarde, tras moverse con pelotas, la práctica se desarrolló en la cancha número 1, donde focalizaron en un táctico ofensivo con los sparrings de quinta y séptima división.
La ventaja que tiene Mauricio Giganti es que tiene todo el plantel a disposición. Cerró una pretemporada que fue exitosa en todo sentido, desde los tiempos establecidos, los tests realizados y que salvo una pequeña molestia de Wilson Albarracín en la segunda semana, el plantel no sufrió lesiones y todos pudieron entrenar de manera completa durante la preparación, lo que permitió que lleguen con una gran cantidad de estímulos y poco más, poco menos, una misma cantidad de minutos jugados en los amistosos. Los últimos que llegaron, como Paulucci, Riera y Filipetto, se pusieron rápidamente a punto, recuperaron algunos días y también llegan en condiciones al debut.
En cuanto al equipo, el técnico no ha dado indicios y desconcertó en toda la pretemporada variando continuamente el equipo en las prácticas y amistosos. Contar con un plantel tan equilibrado, le da lugar a poder esperar hasta último momento para definir los puestos que pueda tener en duda. El equipo volverá a entrenar el jueves por la mañana, repetirá el viernes y el sábado realizarán algunos movimientos para la noche quedar concentrados a la espera del encuentro ante Deportivo Roca que se disputará el domingo a las 16 en el José María Minella, con el arbitraje de Fernando Marcos de Bahía Blanca.
Noticia enviada por: Sebastián Lisiecki



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com