Vidal le saca los casinos de Pinamar a Mautone

348

En Lotería detectaron que habían ‘tocado’ algunas tragamonedas.

María Eugenia Vidal decidió dar de baja dos licencias de casinos que pertenecen a un empresario de apellido Jaqueti . Se trata de dos salas: una funciona en el Hotel del Bosque de Pinamar y el otro en Valeria del Mar.

Según pudo saber LPO, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, le contó la decisión de la Gobernadora a un grupo de empresarios hoteleros y gastronómicos. Allí estaban también el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, y el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Manuel Mosca.

“Contá con la ayuda tanto nuestra como de la provincia para avanzar con una nueva licitación”, le dijo el ministro al intendente.

Había un motivo importante para dar la noticia delante de los empresarios. En la reunión se discutía la necesidad de un centro de convenciones para Pinamar. Yeza les comunicó que el pedido que le transmitió a Vidal es que los nuevos pliegos de licitación incluyan como cargo la construcción de ese tipo de lugares.

Se trata de una movida poco usual. El mecanismo más habitual para retirar licencias es un largo proceso de multas y sanciones. Se desconocen los mecanismo que utilizará el gobierno. Por lo pronto, Yeza se ocupó de calmar la ansiedad de los empresarios.

Inicialmente desde el PRO señalaron a LPO que las salas pertenecían a Daniel Mautone, quien está por estas horas de vacaciones en Turquía. Este poderoso empresario del juego en los últimos días habría tenido algunos roces con el gobierno bonaerense. Según trascendió, en Lotería habrían detectado que el empresario ‘tocó’ algunas tragamonedas para recuperar lo que pierde con los nuevos impuestos.

Como todo empresario con ambiciones de poder, Mautone trabaja sus vínculos políticos. Alguna vez tuvo buena relación con Martín Insaurralde, pero no terminaron en buen puerto. Hoy está muy cerca de Florencio Randazzo. En el pago chico del candidato a senador ambos compartirían intereses en el bingo Chivilcoy. Incluso, Héctor Capaccioli, cajero del empresario participó de la mesa chica que definió su candidatura.

Pero en rigor, Mautone no sería el propietario de los casinos de Pinamar, sino de una sala de bingo, en la que también tiene tragamonedas y que en principio no había sido objetada.

La sorpresiva jugada del gobierno de Vidal está vinculada con la lucha contra las mafias que busca proyectar su gobierno.

Los casinos de Pinamar no son lo más preciado por los empresarios del juego. Pero en el negocio lo que importa es la licencia que según trascendió puede llegar a costar unos 20 millones de dólares. El motivo es que siempre es posible avanzar con una negociación que permita trasladar el casino a un lugar incluso más rentable.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com