Tras la detención de Balcedo, allanaron y clausuraron tres sedes del SOEME

43

Los operativos, ordenados por el juez federal platense, Ernesto Kreplak, en el marco de la causa por maniobras delictivas en torno al gremio, se desarrollaron con fuerte presencia de agentes de la Gendarmería Nacional en locales sindicales situados en 1 y 57 y en 15 y 57 de nuestra ciudad y otro cerca del centro porteño.

La Justicia Federal de La Plata allanó hoy las sedes del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), para preservar documentación en la causa que investiga por supuesto lavado de dinero y delitos tributarios al secretario general del gremio, Marcelo Balcedo, quien permanece detenido en Montevideo, Uruguay.

Los funcionarios judiciales a cargo de este trámite extrajeron unos 80 millones de pesos de la cuenta gremial sin justificar, y dejaron consignas policiales en las sedes del gremio que fueron requisadas.

Una fuente judicial confirmó que “se dispuso el allanamiento y desalojo de las dos sedes de La Plata y la sede de la calle Salta en la Capital Federal, y tras concretarse se dejó en ellas una consigna policial”.

“La medida se adoptó por orden del juez federal Ernesto Kreplak en resguardo de bienes y documentación existente en el gremio y que son de vital importancia en la causa, donde investigamos si Balcedo hizo extracciones por 80 millones de pesos sin justificar de la cuenta del gremio en el Banco Columbia”, detalló la fuente judicial.

Personal de Gendarmería se hizo presente en las sedes gremiales de las calles 1 y 57 y 15 y 57 de La Plata, y la sede de calle Salta al 500 de Capital Federal y procedió a colocar fajas de clausura, a fin de evitar el ingreso de personas y preservar el material contable, financiero y los bienes del gremio.

“Las sedes se cerraron y se dejó en cada una de ellas cuatro efectivos de Gendarmería”, precisó la fuente, según la cual esta fuerza “no retiró documentación alguna del gremio, se procedió a los fines de resguardar elementos que pueden servir de prueba en la causa que investiga el juez Kreplak”.

El magistrado investiga si Balcedo extraía dinero del gremio y, con el fin de aumentar su patrimonio, lavaba ese activo en el exterior, con el cual copraba automóviles de alta gama y propiedades.

En el marco de esa línea investigativa, el juez Kreplak ordenó ayer congelar las cuentas bancarias de Balcedo, de su mano derecha Mauricio Yebra, que se entregó ayer a la Justicia, y del gremio Soeme.

Balcedo, secretario general del Soeme y empresario de medios en La Plata, fue detenido el jueves último, junto a su esposa, Paola Fiege, en su chacra “El Gran Chaparral”, ubicada en las cercanías de la ciudad balnearia de Piriapolis, en el Departamento de Maldonado, Uruguay, en el marco de una causa por delitos tributarios y lavado de dinero.

La pareja y sus hijos vivían desde el 2010 en esa chacra, valuada en dos millones de dólares, que cuenta con lagos y una reserva de animales.

Al ser detenida, la pareja disponía de alrededor de medio millón de dólares en efectivo, una pistola Glock 9mm, un revólver CTC 38, réplica de AR 15 calibre 22 marca Colt con una gran cantidad de municiones, además de cuatro autos de alta gama.

La justicia uruguaya dictó ayer la prisión preventiva de la pareja, por 30 días, a la espera de que el juez federal Krepalk solicite su extradición a nuestro país.

Además, la justicia uruguaya incautó las llaves de cinco cofres fort y una carta donde se detallaba el contenido de cada cofre, que contendrían dinero por un total de siete millones de dólares.

Juan Fagúndez, abogado de Balcedo en Uruguay, denunció irregularidades en el proceso, según declaraciones al periódico uruguayo El Observador.

“Estoy analizando la legitimidad de la intervención de la fiscalía (de Uruguay) porque no es una fiscal penal. Es una jerarca del Ministerio Público del Departamento de Relaciones Internacionales. Capaz es la que más sabe de tratados pero no es fiscal penal. Esto está llevado muy de los pelos”, aseguró.

En el marco de los operativos en Uruguay se incautó un avión privado Gulfstream G-IV de matrícula estadounidense que Balcedo alquilaba bajo sistema leasing por US$ 60.000 por mes.

Fagúndez aseguró que su defendido le explicó que el dinero hallado en la chacra “es producto de once años de trabajo”.

A Yebra, integrante del gremio Soeme, secretario de Balcedo y presunto testaferro, también se atribuyen vínculos con la banda narcotraficante de Rosario conocida como “Los Monos”.

Yebra se negó a declarar y quedó detenido en la sede de La Plata de la Policía Federal Argentina.

La investigación que culminó con la detención de Balcedo, su esposa y Yebra se inició a partir de una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), alertada por extracciones de dinero en efectivo realizadas de la cuenta bancaria del Soeme, por más de 53 millones de pesos, presuntamente vinculadas a maniobras de lavado de activos.

Yebra sería quien cobró por ventanilla esos 53 millones, detalló una fuente judicial.

El juez también analiza la adquisición de propiedades y autos de alta gama cuyos titulares no tendrían la capacidad contributiva como para afrontarlas.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com