Real Madrid hizo 7 goles y Barcelona 5 en la jornada de Liga

63

Liga de España – Fecha 20

 

Real Madrid           7 – 1          Deportivo La Coruña

 

Cristiano Ronaldo se reencontró con el gol por partida doble, Gareth Bale y Nacho Fernández celebraron otros dos dobletes y el Real Madrid volvió a ganar en la liga española este domingo 21 de enero, cuando remontó para golear 7-1 al Deportivo La Coruña.

La desventaja de los blancos, que han disputado una decepcionante primera vuelta de campeonato, sigue siendo notable, por ahora de 16 puntos respecto al Barcelona.

Los azulgranas cuentan 51 unidades en lo alto de la clasificación, mientras que el Madrid es cuarto, pendiente aún de disputar su partido aplazado contra Leganés, correspondiente a la 16ta fecha.

Adrián López adelantó al 18vo clasificado Deportivo a los 23 minutos en el estadio Santiago Bernabéu, pero Nacho Fernández empató por los locales a los 32, y el Madrid acabó dando la vuelta al marcador gracias a los tantos de Bale (42 y 58), Luka Modric (68) y Cristiano (78 y 84).

La cuenta la cerraría nuevamente Nacho (88), ya sin Cristiano sobre la cancha, tras recibir el astro portugués un golpe en la consecución del sexto gol, que le produjo una aparatosa cortada en el rostro.

 

Betis          0 – 5             Barcelona

 

 

El Barcelona, con un espectacular Leo Messi, goleó este domingo al Real Betis (0-5) y sale más líder del Benito Villamarín, tras una segunda parte en la que desató su fútbol y protagonizó un festival goleador con cinco tantos -uno de Rakitic y sendos dobletes de Messi y Luis Suárez- ante un rival que se desmoronó.

Tras una primera parte competida y entretenida, que acabó 0-0 y sin demasiadas ocasiones, el Barcelona destapó su fútbol y su efectividad y, con Messi excepcional y bien secundado por un matador Suárez, no dio opción a un Betis fallón en defensa y que se vio sometido por el vendaval de goles de un gran Barcelona.

Así, las primeras opciones de gol fueron verdiblancas, con un zurdazo desde lejos del mexicano Guardado que se fue fuera, a los 3 minutos, y un remate en semifallo de Joaquín ocho minutos después que salió alto tras un centro desde la izquierda del danés Durmisi.

Sin embargo, el Barcelona empezó a tocar más el balón y a someter a su rival, con la fuerza de Sergi Roberto y André Gomes en las bandas y los movimientos siempre peligrosos de Messi y Luis Suárez, y las ocasiones empezaron a caer sucesivamente del lado azulgrana.

Alba lo intentó con un centro que paró en dos tiempos Adán, con apuros; Sergi Roberto, tras recortar en el área, remató ligeramente alto; y poco después Rakitic, con un disparo flojo y lejano. Aún así, fue Messi, a pase de Suárez, el que tuvo la más clara en el minuto 31, pero estrelló su fortísimo tiro en el lateral de la red.

Cerca del descanso se enfrió el juego. El Betis buscó tímidamente el gol en una contra de León o un tiro de Fabián, y en el Barcelona se lesionó Vermaelen, lo que forzó la reaparición de Umtiti.

En la reanudación cambió el guión, después de que los azulgranas hubieran estado desaparecidos en muchas fases y hubieran jugado a ráfagas ante la combatividad y las ganas de los béticos, sin saber conectar con peligro en ataque, ni con Messi ni con Luis Suárez.

Sin embargo, tras un remate de Fabián que detuvo Ter Stegen, el Barcelona ejerció una presión más alta. Esto, unido a que el sistema defensivo del Betis empezó a resquebrajarse y a sus peligrosas pérdidas, se tradujo en el 0-1 al filo de la hora de juego, cuando en una veloz llegada Rakitic batió en el mano a mano a Adán.

Tras el gol, que despertó más aún, si cabe, a los barcelonistas, el local Feddal reclamó sin éxito penalti por unas supuestas manos de un rival al cabecear un córner, pero los béticos, ahora fallones atrás y con poca presencia ofensiva, ya se vieron subyugados en esta fase por la supremacía de un Barça que empezó a funcionar.

Con un fútbol más vivo y profundo, con verticalidad y eficacia plena, el Barcelona acosó la portería verdiblanca y pronto halló sus frutos, cinco minutos después de abrir el marcador, con el 0-2 de Leo Messi en el 64, tras perder un balón Fabián, quedarse solo ante Adán y batirlo con tino y total tranquilidad.

Con el Betis desaparecido, absolutamente descompuesto tras haberse vaciado en una buena primera mitad, llegaron tres tantos más de los barcelonistas, que ya controlaron a placer el juego.

Luis Suárez logró cinco minutos después el tercero, a centro de Rakitic, y tras el cuarto de Messi, ahora mucho más entonado y que marcó en una gran jugada personal, el uruguayo también hizo su doblete de un disparo cruzado tras otra magnífica acción del astro argentino y para sumar su décimo gol en los últimos siete partidos.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com