Peñarol ganó con la camiseta un clásico que venía complicado

66

Después de cuatro derrotas, Peñarol cortó la mala racha en el partido que más le importa a su gente: el clásico. Sufriendo pero mostrando temple y juego para reaccionar en la adversidad, superó a Quilmes 98-90. Tras un primer tiempo flojo en ofensiva, el “Milrayitas” metió 63 puntos en el segundo, con 35 en el último cuarto.

 

Ahora se vendrán dos juegos de visitante para el equipo de Leonardo Gutiérrez, el jueves contra Estudiantes en Concordia y el domingo contra Comunicaciones de Mercedes, Corrientes.

 

Más allá de los tres triples de Alejandro Diez, a Peñarol le costó mucho atacar con claridad. Quilmes le cerró bien los caminos y se escapó 17 a 11 con 8 puntos de Iván Basualdo, obligando a Leonardo Gutiérrez a parar el partido cuando iban 4 minutos. Al volver metió una bomba Steffphon Pettigrew, pero el “Cervecero”, con Eric Flor como protagonista, sacó 8 (24-22) al entrar a la parte final del primer cuarto. Después intentó reaccionar el “Milrayitas”, con el aporte de sus relevos, pero el visitante le sacó 9 al sonar la chicharra (19-28).

 

Mejoró Peñarol en el inicio del segundo cuarto, sobre todo en ofensiva. Atrás le costó controlar a Flor más allá de los cambios de marca. Pero adelante encontró mayor fluidez para ponerse a tres (36-33) cuando habían pasado tres minutos. Nicolás Gianella, atacando el aro, lastimó.

 

De todas maneras, se quedó nuevamente cuando tenía para emparejarlo y Quilmes no le dejó resquicio para sacarle 12 al sonar la chicharra (47-35). Para escaparse, cuando los “Milrayitas” se habían acercado, los de Bianchelli metieron un 7-0. El local tenía la chance de confirmar la remontada pero cometió errores en el canasto contrario.

 

Con un 8-0 abrió Peñarol el tercer parcial. Defendió coordinado y agresivo, recuperó rápido y atacó con velocidad, para descontar, situarse cerca y obligar a Bianchelli a parar el partido cuando habían pasado tres minutos (43-47). La remontada siguió hasta ponerse a un punto con un triple de Kyle Lamonte (50-51) pero allí reaccionó Quilmes con un 8-0 para volver a tomar aire. Después, Bruno Sansimoni hizo olvidar la salida de Nicolás Ferreyra con cuatro faltas y metió dos triples para confirmar el resurgir “Cervecero” que se alejó 64-52 cuando quedaban dos minutos.

 

En la parte final, fue Peñarol el que se acomodó y levantó su nivel para meter un 11-4 y cerrar abajo solamente por cinco puntos el tercer parcial (63-68). Jonatan Slider, con un triple en la última pelota, arrimó a los “Milrayitas”. También fueron importantes Gianella y Nicolás Zurschmitten con sus puntos jugando en doble base.

 

Omar Cantón con un triple esquinado volvió a darle tranquilidad a los “Cerveceros” en la primera ofensiva del último cuarto y los alejó por ocho puntos. Pero Peñarol, lejos de desesperarse, fue limando la distancia de a poco. La lesión de Flor, que lo mandó al banco durante varios minutos, fue importante. Además, el elenco de Gutiérrez defendió muy bien y contó con un triple de Gianella, dos libres de Zurschmitten y uno de Diego Guaita para pasar a comandar el marcador 78-77 a falta de 4  minutos.

 

Al volver del “tiempo muerto” pedido por Bianchelli, Zurschmitten clavó un triple aunque Flor de regreso contestó por la misma vía y después Emiliano Basabe metió una bandeja para que Quilmes retomara el dominio. (82-81) cuando quedaban 3´.

 

En la recta final, Gianella se adueñó del partido. Hizo de todo para que Peñarol pasara a ganar. Un triple, un doble y una bandeja seguida de falta y conversión del libre. Poco importó el triple de Maciel, porque después Guaita le contestó por la misma vía y le dio seis de renta a su equipo a un minuto del cierre (92-86). En el final, se intercambiaron libres, y Peñarol no falló, para que el triunfo no se le escapara. Además, Quilmes careció de claridad en la búsqueda de la remontada.

 

 

 

Síntesis:

PEÑAROL (98): Nicolás Gianella 25, Kyle Lamonte 11, Steffphon Pettigrew 5, Alejandro Diez 13 y Martín Leiva 5 (FI). Alejandro Alloatti 8, Nicolás Zurschmitten 18, Diego Guaita 7 y Jonatan Slider 6. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

 

QUILMES (90): Nicolás Ferreyra (X) 10, Eric Flor 21, Enzo Ruiz 11, Maximiliano Maciel 5 e Iván Basualdo 18 (FI). Emiliano Basabe 12, Omar Cantón 7 y Bruno Sansimoni (X) 6. Entrenador: Javier Bianchelli.

 

Parciales: 19-28; 35-47 y 63-68.

Árbitros: Fabricio Vito, Roberto Smith y Enrique Cáceres.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

 

 

 

 

Noticia enviada por: Bernardo Rolón – Prensa y difusión – Club Atlético Peñarol.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com