Página 12: Un fallo “arbitrario” y “sin fundamentación”

68

La fiscal Ramos pidió que se revoque la domiciliaria para Etchecolatz

Tras la ola generalizada de repudio, el Ministerio Público Fiscal solicitó la revocación de la prisión domiciliaria del represor Miguel Osvaldo Etchecolatz. María Ángeles Ramos, fiscal a cargo de la Unidad de Asistencia en Causas por Violaciones a los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado interpuso un recurso de Casación contra la resolución del Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 6. “El recurso se interpone a fin de que se revoque esa decisión por resultar arbitraria, carecer de fundamentación, afectar la garantía de defensa en juicio y el debido proceso legal”, sostuvo la fiscal. Además, la fiscalía entiende que “el recurso es procedente porque la resolución es y debe ser considerada sentencia definitiva en cuanto a sus efectos que causan un gravamen irreparable y, en razón de ellos, es que este Ministerio Público se encuentra legitimado para recurrir al tener un interés jurídico directo en que se revierta lo decidido”. El recurso deberá ser elevado a la Cámara Federal de Casación Penal para su intervención, a fin de que resuelva en consecuencia, conforme los argumentos esgrimidos por la fiscalía.

 

 

El represor Miguel Etchecolatz, sobre quien pesan seis condenas por delitos de lesa humanidad, se encuentra cumpliendo la prisión domiciliaria en su casa del Bosque Peralta Ramos, en la ciudad de Mar del Plata. Los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero decidieron otorgarle el beneficio dada su avanzada edad y su estado de salud. El fallo del TOF número 6 generó una fuerte ola de repudio por una gran parte de la sociedad. El 6 de enero se realizó una multitudinaria marcha por las calles marplatenses en la que participaron organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, partidos políticos y vecinos. A un mes de cumplirse la domiciliaria, el lunes 29 los vecinos volvieron a repudiar la presencia de Etchecolatz en Mar del Plata convocando a un “ruidazo” haciendo sonar bocinas y alarmas detrás del lema “Si es en Mar del Plata, que sea en Batán”. Asimismo, la hija del represor, Mariana Dopazo, también se sumó al repudio generalizado y pidió que su padre vuelva a la cárcel.

 

 

Miguel Etchecolatz, de 88 años, tuvo un papel central sobre el aparato represivo dirigido por la policía en la provincia de Buenos Aires y fue la mano derecha del por entonces jefe de la fuerza, Ramón Camps.

 

 

Noticia publicada por el diario Página 12.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com