La selección define DT, pero precisa una idea – Por:Ezequiel Fernández Moores

240

PARA LA NACION

“Perfectamente el fútbol inglés podría aceptar que su selección fuera dirigida por Mauricio Pochettino”. Klaus Gallo, historiador argentino formado en Oxford, autor de un libro flamante sobre nuestros jugadores en Inglaterra (“Las Invasiones Argentinas”, Planeta), me lo dice en estos días de aniversario de Malvinas. Pochettino es uno de los trece DT extranjeros en los veinte equipos de la Premier League. Pero, en su paso por Southampton y ahora en Tottenham, es el que más jugadores ingleses formó y dirige en los últimos años. Ellos son base de una selección inglesa que, para extraer su mejor rendimiento, dicen varios, debería jugar como el Tottenham de Pochettino. O contratar a Pochettino. Lo afirman críticos de los diarios más importantes de Inglaterra, admirados por cómo Pochettino ha logrado disciplinar a jugadores jóvenes en el juego colectivo. El sábado pasado no tuvo al goleador Harry Kane y en el primer tiempo perdió por lesión a dos volantes. Rearmó y venció con autoridad. Hoy contra Swansea dará un nuevo paso en su lucha por ganar la Premier League.

La Liga inglesa mantuvo casi 27 años a Alex Ferguson como DT de Manchester United. Su equipo trasmitió siempre deseo fiero de conquista (ganó 13 Premier, una cada dos años), pero con un fútbol que no dejó escuela. Su record de 810 partidos en la Premier podría ser batido (si no lo echan antes) por el francés Arsene Wenger (lleva 752 partidos en 21 años con Arsenal). Llegado en 1996 desde Japón, Wenger abrió la era moderna del DT extranjero. “¿Qué conoce este hombre del fútbol inglés?”, cuestionaron muchos. Eran tiempos más insulares, sin tanto capitalismo globalizado ni magnate extranjero. La Premier es hoy un negocio formidable. Pero tanta codicia por el dinero rápido descuidó la formación de talentos propios (técnicos y jugadores), lo que no sucedió en Alemania y Francia. El último DT de su selección, Sam Allardyce, duró apenas 67 días. Lo echaron por sospechas en la venta de jugadores. Lo reemplazaron con Gareth Southgate, de la Sub 21. La selección inglesa, que ya fue dirigida por el sueco Sven Goran Eriksson y el italiano Fabio Capello, no descarta volver a contratar a un DT extranjero. Desde 1992-93 los DT extranjeros de la Premier ganaron 1,66 puntos por partido, contra 1,29 de los británicos. Es cierto que que los seis clubes más grandes (los más ganadores) tienen hoy DT extranjeros. Pero el 54,9 por ciento de los partidos incluídos en el estudio jugados por esos mismos clubes fueron dirigidos por técnicos nativos. The Guardian publicó la estadística después de algunas protestas por el arribo de un nuevo DT extranjero (el portugués Marco Silva a Hull City). También hubo reclamos cuando Pochettino llegó en 2013 a Southampton. “¿Qué puede saber de la Premier League?”, inquirieron los Caruso británicos. Así cuestionan también hoy acá a Jorge Sampaoli.

 

Al Sevilla de Sampaoli, sensación en España cuando llegó a estar puntero en primera rueda, delante de Real Madrid y Barcelona, ya no le va tan bien como al Tottenham de Pochettino. Enfrenta hoy al Barca de Leo Messi sin haber ganado en las cuatro últimas fechas, tres de ellas contra los últimos de la tabla, y todo agravado por el silencio de los Biris, los hinchas radicales, enojados porque ya no reciben favores del club. Sevilla, me cuentan desde España, quedó preocupado por la conferencia de ayer de Sampaoli, anunciando una reunión inminente con el presidente José Castro. Los últimos pobres resultados atenuaron los rumores que lo sitúan como candidato a DT de Barcelona en junio, cuando se vaya Luis Enrique. Ya no se escuchan elogios a su fútbol fresco y de posesión. Sampaoli, sin embargo, renovó su declaración de principios para el desafío de hoy en el Camp Nou: “La idea es que los resultados que se dieron no modifiquen el estilo. Lo que más necesitamos ahora son certezas y eso te lo da la rebeldía de los momentos malos”. Juegue con Universidad de Chile, con la selección de Chile o con Sevilla, los equipos de Sampaoli arriesgan intentando pararse siempre más cerca del arco rival que del propio. Y en cualquier cancha, incluído el Centenario, donde, según los rumores, Sampaoli podría debutar oficialmente el 31 de agosto como nuevo DT de Argentina si realmente la AFA despide a Edgardo Bauza.

El Patón, que sí pareció mudar su estilo en la selección, ayudó a los rumores. Bauza acaso atraviesa hoy por una gran escena que cuenta Pablo Paván en su biografía de Sampaoli (“No escucho y sigo”). Al describir a un Sampaoli furioso tras una derrota, Paván recuerda la fascinación que sentía el DT por la serie de TV El Puntero y por el personaje que interpretaba el actor Julio Chávez. El momento en el que Chávez- intendente se desespera tras perder una elección. “Conozco lo que hace la gente con el que pierde. El que pierde fue”. Sucede que los dirigentes -como me dijo una vez Juan Manuel Lillo, colaborador de Sampaoli- no contratan ideas. Porque “si contrataran ideas la aguantarían como propia”




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com