En la F1, como en el Titanic, hay amores y traiciones. – Por Edgardo S Berg

54

 

Hay muchas personas que deberían volver a estudiar historia. Como se suele decir (y especialmente mi señora, la profesora en historia Estefania Ferreira) para saber qué puede pasar en el futuro, habría que ver que sucedo en el pasado. No porque el pasado tenga todas las respuestas, sino porque no hay otro lugar donde mirar.

Este principio parece no haber sido seguido por la gente de McLaren. Este año, McLaren decidió poner fin a su matrimonio con Honda. Como las novias con mayores dones no correspondieron a sus flirteos, termino con la más terrenal de las tres, mademoiselle Rombo. La despechada Nipona huyo hacia Italia, le hizo una reverencia a Toro Rosso y este le dijo que sí.

 

Alonso y un Honda envuelto en humo

 

Ahora, ¿porque la historia en todo esto?  En 1992 McLaren estaba con Honda – oh coincidencia – pero la empresa japonesa había decidido retirarse ante el avance de Renault y de Williams (él único que falta en esta telenovela). Como no conseguía motores, logró convencer a Ford por una temporada. Gracias al talento de Senna, el McLaren logró cinco victorias y el subcampeonato detrás de Alain Prost. Pero McLaren quería más, así que se fue a Francia para tratar de domar un león. El León venía con grandes pergaminos en endurance y en los raids (mucho tuvo que ver un tal Jean Todt), Mc Laren le cantó una serenata y el león se domesticó. Los hombres que iban a llevar esta combinación eran Martin Brundle y MIka Hakkinen. La temporada no fue todo lo que McLaren pretendía, así que para finales de la misma, comenzó a enviarles poemas romances a su nueva posible conquista, la alemancita Mercedes. Sin embargo, no podía dejar a su ex partner sola, por lo que le mandó una misiva a su amigo irlandés Jordan para tratar de oficiar de celestina. En 1995, Jordan estaba equipado por el Peugeot y Mc Laren por Mercedes y todos comieron perdices.

 

 Mark Blundell, suplente de Mansell, en el McLaren Mercedes MP4/10 (1995)

Eddie Irvine conduciendo su Jordan Peugeot 195 (1995)

Por casi 18 años la convivencia McLaren-Mercedes siguió y esta no es nuestra historia. Sino que seguimos lo que sucedió con Jordan. En 1997, solo dos años después de la unión deportiva entre el irlandes y la francesita, apareció otro pretendiente.  Con lauros y pergaminos, quería que todo su equipo fuera galo. Con lo que comenzó a  mandarle flores y a acentuar su orgullo nacionalista.  Jordan no sabía cómo contrarrestar  los cortejantes embates del francés. Cuando vio que le unión se terminaba, cabizbajo se acercó a la novia despechada dejada por el local del arco del triunfo. Esta era Mugen Honda, la prima hermana de …. Honda. La unión Jordan- Mugen Honda se tradujo en tres victorias (Bélgica 1998, Francia e Italia 1999), Prost- Peugeot solo alcanzó el segundo puesto en el GP de Europa 1999 gracias a la pericia de Trulli.

 

Heinz Harald Fentzen en su Jordan Mugen Honda 199 (1999)

 

 Todo el equipo Prost, cuando parecían la amenaza azul. El modelo era el Prost AP02 (1999)

Ahora parece que puede pasar lo mismo. McLaren le dio tres años de experiencia a Honda y la nipona se casa con Toro Rosso. Con esta unión la empresa oriental tendrá tranquilidad para trabajar y desarrollar su impulsor. Si va todo bien, no solo podrá disfrutar de ser el team N1, sino que hasta pude apostar a lograr, al menos podios. Este desarrollo podrá hacer que Honda desembarque en Red Bull. Esto nos lleva a pensar que, si  la unión sigue, y por la presencia de Red Bull en la Formula –e , para la temporada 6 puedan estar presentes. Hace un año se fue el team de Aguri Suzuki de la F-e, con lo que Japón no tiene presencia en esta categoría. Pero Red Bull si, especialmente entre estos pilotos nacidos del seno Red Bull: Felix Da Costa, Jean E Vergne y Sebastian Buemi.

 

Dos de las estrellas de la Formula-e, el campeón de la segunda temporada Sebastian Buemi,

y el ganador de la última competencia de la tercera temporada Jean E Vergne

 

McLaren se convertirá en la tercera fuerza de Renault. ¿Le parece que Renault le va a dar un grupo impulsor más potente que el provisto a Hulkenberg y Palmer?; por otro lado, esta Alonso. Creo que Alonso se quería ir de McLaren (por eso todas la emisiones radiales), pero ¿qué hará ahora? McLaren lo prefirió por sobre un motor (ni Button ni Vandoorme opinaron sobre el Honda). Renault y Alonso tiene una larga tradición de amor; pero como terminará esta relación: con victorias y títulos o con un desastre. No me interprete mal, pero el Capitán Alonso parece estar guiando al McItanic rumbo al Iceberg. ¿Y ud, ¿qué opina?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com