Hoy cumple 94 años el golf en Argentina

101

Roberto De Vicenzo cumple 94 años, casi todos ellos junto al golf. Hablar de su triunfo en Hoylake en el British Open, y de su carisma para hacerse querer por el pueblo británico, ante el que levantó The Claret Jug aquel 15 de julio de 1967, sería redundar en historias felizmente archiconocidas; como también sería repetitivo recordar el incidente del Masters en 1968, que lo dejó con un sabor de derrota legalmente injusta, que sin embargo lo elevó más allá del concepto puramente deportivo.

El Maestro nació el 14 de abril de 1923 en Chilavert, Provincia de Buenos Aires, con un destino fijado con antelación y enmarcado dentro del límite que imponen los 18 hoyos. Ranelagh le brindó la posibilidad de hacer crecer su llama eterna y de constituir un hogar que fue el combustible indispensable para mantener ese fuego ardiendo. Ni siquiera los fríos cuarenta y ocho meses del servicio militar, pudieron detener esa marcha triunfal por el fairway que le enseñó el mundo.

Las interminables millas náuticas que navegó para ser parte de los torneos más importantes de Europa, los millones de yardas que caminó para ganarse el reconocimiento de sus pares, y las incalculables amistades que acuñó en el devenir de tantos años de golf y esfuerzo, lo convierten, sin dudas, en una de las figuras más queridas y admiradas de nuestro ambiente.

Sentarse a conversar con De Vicenzo es viajar en el tiempo, es conocer por intermedio de sus anécdotas el costado humano de nuestros ídolos más inaccesibles, es aprender de la vida y de la muerte, y es tirar por tierra aquello de que la experiencia ajena poco importa cuando nos enfrentamos a nuestros conflictos diarios. Conversar con De Vicenzo, es comprender por qué el golf es un deporte único.

Hoy, Roberto cumple 94 años, y el golf argentino quiere saludarlo y festejar con él su vigencia y eterno carisma. La Asociación Argentina de Golf se suma a ese saludo generalizado, deseándole que pase un gran día junto a sus seres más queridos y cercanos. ¡Felicidades Maestro!

 

La huella del Maestro

De Vicenzo ostenta la increíble marca de ciento treinta y cinco victorias, con dos Copas del Mundo y nueve Abiertos de la República repartidos a lo largo de cuatro décadas diferentes. Suma dieciséis Campeonatos de Profesionales, fue ocho veces ganador del Abierto del Sur, conquistó siete Abiertos del Centro, se adjudicó cinco triunfos en el Torneo de Maestros del Olivos e igual cantidad en el Abierto del Litoral, cuatro en el Abierto del Norte, uno en el Torneo Norpatagónico. En el ámbito internacional, además de su triunfo en el Open, logró veintidós títulos en los Estados Unidos. Además de las seis victorias en el circuito regular, Roberto se adjudicó cinco triunfos entre los Senior y fue el primer campeón del US Open Senior.

 

Su Major

Con rondas de 70, 71, 67, 70, De Vicenzo consiguió el primer y único Major de su carrera quebrando por ocho golpes el récord de cancha en Hoylake y recibiendo el afecto infinito de las diez mil personas que esperaban en el green del hoyo 18 como si se tratase de una figura local. “Fue increíble, la gente se identificó conmigo, por mi juego y por mi pasado en el torneo, ya que siempre quedaba en la puerta del título. Fue el triunfo más grande de mi vida”.

Más allá de la histórica victoria, el campeonato esconde una historia muy particular que el Maestro guarda especialmente en su memoria: “Cuando gané en Liverpool, en las apuestas yo pagaba 70 libras a 1. Durante la semana del torneo paré en la casa de un amigo inglés que había vivido acá en Argentina. Allí surgió la idea de que apostáramos 100 libras cada uno por mi ¡Terminamos ganando 14.000!”.

“Después de quedar tantos años cerca del título, los ingleses me habían empezado a llamar el Padrino del campeonato porque besaba a la novia pero nunca la conquistaba. De tanto insistir, ¡Ese día, la novia se fue conmigo!”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com