Golden State campeón de la NBA

87

Los Warriors concretaron la revancha del año pasado ante los Cavaliers y se llevaron su segundo anillo en tres años. Durant, con números de MVP, sumó 39 puntos.

Golden State se consagró campeón de la NBA 2016/17 después de vencer 129-120 a Cleveland en el Juego 5 de las Finales. Los Warriors liquidaron la serie 4 a 1 a su favor, consiguieron su segundo anillo en los últimos tres años y concretaron la revancha de las finales perdidas el año pasado justamente ante los Cavs. Kevin Durant será nombrado el MVP de las Finales después de labrar una serie fantástica, donde particularmente esta noche anotó 39 puntos con 7 rebotes y 5 asistencias.

Primer título de la NBA para Durant después de tanto buscarlo y después de las tantas críticas que recibió por su llegada a Golden State este año. El alero estuvo excelentemente acompañado por Stephen Curry, que firmó una labor con 34 unidades y 10 asistencias. En los Cavaliers, LeBron James terminó con 41 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias.

Independientemente de un inicio parejo y reñido, con el tiempo Cleveland encontró un buen equilibrio gracias a su buena defensa. Los Cavaliers fueron muy inteligentes para pasar de un -5 a un +8 dentro del primer periodo, con mayores pasajes de dominio pero en un capítulo inicial que terminó tan solo 37-33 a su favor. Cleveland fue mejor, pero no logró despegarse demasiado de unos Warriors con muchos recursos.

Pero las alternativas de Golden State comenzaron a dañar cada vez más en el segundo cuarto. La valorable defensa de Cleveland empezó a quedarse en el camino porque los múltiples recursos de los Warriors abrieron una brecha asombrosa. Los de Oakland pasaron de estar 41-33 abajo a sacar una diferencia de 17 unidades a su favor (69-52 entrando al minuto final), todo provocado por ocho minutos de explosión absoluta del dúo Durant-Curry. El trabajo de Iguodala también fue muy importante, y aunque Cleveland bajó la diferencia la realidad es que el dueño de casa se fue al descanso largo 71-60 arriba.

Es cierto que Cleveland logró ponerse en partido nuevamente al bajar la brecha, sin embargo quebrar la resistencia de unos Warrios que ya habían calentado motores no era nada sencillo. De todas formas, con LeBron e Irving las esperanzas de los Cavaliers reaparecieron. Cleveland le bajó la brecha y por momentos se mostró mucho más amezante, pero a pesar de eso los Warriors soportaron el temblor y entraron al último cuarto sosteniendo una leve pero necesaria ventaja (98-93).

El trámite del partido había cambiado drásticamente. La diferencia de casi veinte unidades de los Warriors ya era historia pasada y el escenario fue una caldera. Sin embargo, Cleveland sostenía su intento de remontada a los tumbos, con LeBron e Irving haciendo el desgaste pero sin nada de compañía (ni Love, ni Smith, ni Korver, ni ninguna alternativa de Lue). Para acentuar la diferencia entre ambos equipos, en la vereda de los Warriors la noche endemoniada de Durant hacía estragos y su camino rumbo al MVP parecía aclararse cada vez más. Y aunque Cleveland resistió hasta los últimos minutos y fue un dificilísimo rival, la gloria fue para un Golden State que ganó 129-120 y se quedó con un nuevo anillo.

https://youtu.be/1yJ_KL5vz6Y

 

La presencia de Oscar “Huevo” Sánchez en la finales de la NBA.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com