Domiciliaria para Etchecolatz

45

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata otorgó por mayoría el beneficio de la prisión domiciliaria al represor Miguel Osvaldo Etchecolatz en las últimas dos causas de esa jurisdicción por las que estaba encarcelado, aunque seguirá tras las rejas a disposición de otros dos tribunales.

La mayoría integrada por los jueces Germán Castelli, que lideró el acuerdo y Alejandro Esmoris, con la disidencia de Pablo Vega, argumentó para conceder ese beneficio al genocida la edad y “patologías crónicas” que lo aquejan, informó hoy el sitio fiscales.gob.ar.

Mano derecha de Ramón Camps, jefe de la Policía bonaerense durante la última dictadura, Etchecolatz purga seis condenas por crímenes de lesa humanidad y está siendo investigado en otros procesos, pero la resolución del TOF 1 de La Plata lo dejó más cerca de dejar la cárcel de Ezeiza rumbo a su casa.

La Unidad Fiscal que interviene en las causas por crímenes del terrorismo de Estado adelantó que recurrirá las resoluciones de ese tribunal platense favorables a Etchecolatz ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Como señaló el TOF 1 de La Plata en su fallo, el represor se encuentra con “prisión rigurosa” en una causa que tramita en el Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora y en otra en la que será llevado a juicio desde octubre próximo ante el Tribunal Oral Federal 6 de la Capital Federal.

Hasta ahora, Etchecolatz había sido beneficiado por prisiones domiciliarias en la causa que aún no llegó a juicio por su participación en los crímenes en la Brigada de Investigaciones de Lanús y en la que fue condenado en 2012 a prisión perpetua por el Circuito Camps de la represión terrorista de estado, que comprendió diversos centros clandestinos de detención.

Las nuevas resoluciones del TOF 1 de La Plata en el mismo sentido abarcan las causas por los crímenes en el centro clandestino conocido como “La Cacha” y en las brigadas policiales de Banfield, Quilmes y San Justo.

En los seis juicios en los que fue condenado, las sentencias van desde penas a prisión perpetua hasta otras menores.

Mientras los jueces Castelli y Esmoris argumentaron que Etchecolatz tiene 88 años y una frágil salud, Vega señaló que está
detenido en el hospital intramuros de la cárcel federal de Ezeiza.

También dijo que los médicos que lo revisaron “han concluido que no hay afección grave”, que es innecesaria su internación y que sólo tiene los riesgos de su edad, aunque uno de los profesionales indicó que el lugar en el que se encuentra “le permite contar con una más temprana asistencia médica”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com